Estas cuentas han sido aprobadas este viernes en un Consejo de Gobierno extraordinario

El Presupuesto de Aragón para 2023 vuelve a presentar una cifra récord, con un crecimiento de un 10,82% respecto a 2022 y alcanzando los 8.250 millones de euros, el más alto de la historia de la Comunidad. Los departamentos de Sanidad, Educación y Ciudadanía vuelven a copar la mayor parte del proyecto de ley, sumando entre ellos más de la mitad de las cuentas. Ahora, deberá ser ratificado por las Cortes para que entre en funcionamiento el 1 de enero, como ha sido habitual durante toda la legislatura.

Estas cuentas han sido aprobadas este viernes en un Consejo de Gobierno extraordinario, y tiene el firme propósito de “transmitir seguridad y confianza” a los ciudadanos “en estos tiempos turbulentos”, como ha explicado el presidente de Aragón, Javier Lambán. En concreto, de los casi 800 millones de incremento respecto a 2022, 450 millones van destinado a los servicios públicos y 330 a potenciar la creación de empleo, y las inversiones y transferencias de capital suman 1.042 millones, 265 más que en el actual ejercicio.

Como ya avanzó Lambán durante el Debate sobre el Estado de la Comunidad, Sanidad crece un 13,6% hasta los 2.549 millones de euros, incluyendo 71,4 millones para terminar los hospitales de Teruel y Alcañiz, 4,6 para abordar el centro de salud de Barbastro o 500.000 euros para iniciar las actuaciones en el del Perpetuo Socorro de Huesca. Además, hay partidas de 18,6 millones para la renovación tecnológica, 7,8 millones para luchar contra las listas de espera, o 13,6 millones dedicados a la salud mental, de los que 1,5 serán para la nueva residencia infanto-juvenil.

EDUCACIÓN Y DERECHOS SOCIALES

Por su parte, Educación crece un 4,9% hasta los 1.196 millones de euros, con especial incidencia en las inversiones de 21 millones de euros para colegios del sur de Zaragoza e infraestructuras de Huesca y Teruel. También se contemplan 24,4 millones para la digitalización de las aulas y centros educativos y 15,5 millones para políticas de protección a las familias, como becas de comedor y material curricular.

Del mismo modo, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) registra el mayor presupuesto de su historia con 416,2 millones, un incremento del 4,9%. Aborda, igualmente, el nuevo modelo de cuidados, con 31 millones para la mejora y creación de nuevos equipamientos, adaptación tecnológica de los centros o la atención domiciliaria, entre otras cuestiones. En total, el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales suma 478 millones de euros.

ECONOMÍA E INDUSTRIA: IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPLEO

Otra de las grandes patas en las que se sustenta el Presupuesto de 2023 es el impulso económico y la creación de puestos de trabajo. El Departamento de Economía crece un 28% hasta los 191 millones para reforzar las políticas activas de empleo, con 157 millones para el Inaem. Además, se centra en la atracción de inversiones con una convocatoria plurianual de ayudas a la I+D empresarial en la movilidad, el sector farmacéutico y la economía circular, dotada con 18,5 millones.

Mientras, Industria se impulsa hasta los 234 millones, más del doble que el año pasado, principalmente con la gestión de fondos europeos y las conferencias sectoriales. También se incluyen 79 millones para promover la movilidad eléctrica, el ahorro, la eficiencia energética y el autoconsumo; 21 millones de ayudas a empresas y pymes para reforzar la competitividad, digitalización y sostenibilidad; y 14 para la mejora de la gestión empresarial.

Además, otras consejerías como Agricultura y Ciencia también ven incrementada sus partidas hasta los 928 y 320 millones. El Departamento de Presidencia llega a los 304 millones, aunque al incluir los 28 millones destinados a Zaragoza en la Ley de Capitalidad y el convenio económico-financiero con el Ayuntamiento, que se encontraban repartidos en otras áreas presupuestarias.

RECUPERACIÓN DE PROYECTOS “OLVIDADOS”

Con estas cuentas, Lambán ha sacado pecho de cómo el cuatripartito ha dado respuesta a tres cuestiones que considera “básicas y estructurales”, como el cumplimiento del pacto de investidura, superar las “sucesivas crisis” que “hemos tenido que capear” durante la legislatura (Covid y guerra en Ucrania) y, incidiendo especialmente, la “reanudación y conclusión” de “problemas y asuntos” que planteó el Ejecutivo de Marcelino Iglesias, como la depuración de aguas residuales y el Plan Pirineos, el impulso a las renovables o abordar el estado de las carreteras.

Respecto a las carreteras, Lambán ha lamentado que los servicios públicos “absorben cada vez” los presupuestos. En este sentido, ha recordado que Iglesias planteó el plan RED para hacer frente al mal estado de las vías de la Comunidad, y que se ha “reactivado” con “la misma filosofía”. “Si se solventan los escollos administrativos, en este próximo curso político se licitará el Plan Extraordinario de Carreteras con 630 millones de euros de inversión, un elemento sustancial para la vertebración del territorio”, ha resaltado el líder del cuatripartito.

REDUCCIÓN DE LA DEUDA EN 2022

Finalmente, otro de los aspectos de los que ha presumido el cuatripartito es haber sido capaces de reducir la deuda de la Comunidad en este 2022, pasando de los 8.974 millones con los que se cerró 2021 hasta los 8.876 con los que se prevé finalizar este año. Es la primera vez desde que se asumieron todas las competencias de Sanidad, en 2002, en el que puede bajar esta cantidad, que superará los 9.000 millones al finalizar 2023.

LO MÁS VISTO