El presidente de Aragón, Javier Lambán
Lambán ha trasladado que es un asunto "prioritario" para Sánchez | Foto: Carlos Burillo

Hay que tomar medidas, y rápidas”. Con estas palabras se ha referido nuevamente el presidente de Aragón, Javier Lambán, a la rebaja de penas a los condenados por delitos sexuales por la aplicación de la ley del “solo sí es sí”. Este lunes se produjo un nuevo giro en el caso, cuando el fiscal general del Estado ordenó a los jueces oponerse a la rebaja.

En la Comunidad, según explican desde el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), hay una decena de casos susceptibles de ser revisados de oficio en Huesca y Teruel, mientras que en Zaragoza no se conocen las cifras porque lo deben solicitar los propios abogados. Además, insisten en la retroactividad de las condenas favorable para el reo, que siempre se quedaría con la más baja.

Por ello, Lambán ha lamentado, como ya hizo en declaraciones previas la semana pasada, que esté teniendo “efectos contrarios a la voluntad del legislador”. Es lo que más preocupaciones le despierta, aunque sabe de primera mano que es un asunto “prioritario” para Pedro Sánchez. No obstante, es consciente de las dificultades que conlleva, “por la retroactividad en la aplicación de las leyes”, en la que también insistían desde el TSJA.

En el próximo pleno de las Cortes, este jueves y viernes, se debatirá una propuesta del PP para instar al Gobierno Central a la revisión y modificación del texto legislativo. Los populares fueron un paso más allá y solicitaron abiertamente la dimisión de la ministra de Igualdad, Irene Montero, aunque sin eximir de culpa al resto del Ejecutivo.

LO MÁS VISTO