Imagen de archivo de unos enchufes
María Victoria Broto lo ha anunciado en su comparecencia en las Cortes

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha anunciado en el Pleno de las Cortes la creación de una Asesoría Energética en la Comunidad. Este nuevo órgano, con atención tanto digital como presencial, busca informar a los hogares sobre el consumo energético, y en especial a los colectivos y usuarios vulnerables que deben acceder a los bonos sociales y contar con asesoramiento al respecto.

Informar correctamente a los consumidores, ha dicho la consejera, es una de las vías que sí están al alcance de la mano del Ejecutivo autonómico, en un contexto en el que intervienen factores externos como el precio de la luz y la energía o el incremento de los costes por la inflación. En la misma línea, Broto ha recordado iniciativas previas como la Ley de Pobreza Energética o los bonos social-eléctrico y social-energético, que dependen directamente de la DGA.

El anuncio ha recibido el visto bueno de los grupos del cuatripartito, como era de esperar. Eso sí, Podemos ha vuelto a insistir en la creación de una empresa pública de energía, una reclamación que viene de lejos y que pusieron sobre la mesa junto a CHA en el Debate sobre el estado de la Comunidad. Incluso el PP ha valorado positivamente la medida, si bien Marian Orós cree que “llega tarde”.

LA HORQUILLA DE LA VULNERABILIDAD

Además, ha vuelto a insistir en que “al Gobierno de España y el de Aragón les sobra dinero” y se deben acometer dos actuaciones fundamentales, como son “sostener la pobreza severa y prevenirla”. “En Servicios Sociales no sobra nada, con una ejecución del 93% del presupuesto”, ha respondido la consejera.

La intervención de Broto, a petición de Ciudadanos, ha servido también para afrontar el debate sobre las familias que no entran dentro de la horquilla de la vulnerabilidad y, por tanto, no pueden acceder a estas ventajas sociales por unos pocos euros. Este grupo es una de las principales preocupaciones de Cs, como ha comentado la portavoz, Loreto Camañes, junto a casos como las personas con discapacidad, dependientes o con enfermedades severas. También “los mayores, que por la cultura del ahorro prefieren no gastar antes que incurrir en impagos”.

Según ha contestado la titular de Ciudadanía, para determinar el umbral vulnerable se atiende a la renta anual de la unidad familiar, que sean familia numerosa, beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital o la presencia de personas discapacitadas, dependientes o víctimas de violencia de género.

María Victoria Broto debate con Marian Orós (PP) tras su intervención en el Pleno

VULNERABLES «SEVEROS»

A su vez, existe otro grupo, “vulnerables severos”, que se refiere a aquellos con una renta anual un 50% inferior, que sean familias numerosas o pensionistas con una renta igual o inferior al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem). A estos se les aplican descuentos de hasta el 70% en la factura debido a su condición y a la crisis energética.

En este sentido, Álvaro Sanz (IU), ha pedido tener en cuenta no solo factores como el salario, sino también “las condiciones de habitabilidad de los domicilios”, así como aumentar las cuantías en los convenios con las comarcas. “Lo que antes era un problema testimonial ya no solo afecta a los hogares vulnerables”, ha advertido el diputado de Vox, David Arranz. Desde su formación, lamentan que, para hacer frente a los costes energéticos “se tenga que destinar una cantidad de recursos desproporcionada”. En el caso de los negocios, supone a su juicio “la ruina y el cierre a corto plazo”.

EN CIFRAS

Se han aportado también datos. Loreto Camañes ha cifrado en un 10% los hogares aragoneses que no pudieron mantener una temperatura adecuada en su hogar en 2021. Y de acuerdo a Broto, en el mismo periodo de tiempo se tramitaron más de 2.800 ayudas por pobreza energética (2.866), se realizaron 5.580 consultas sobre energía eléctrica y se abrieron 533 expedientes de reclamaciones.

NOTICIAS DESTACADAS