Lambán ha reiterado su "lealtad" al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha negado haber recibido presiones desde Ferraz o Moncloa para rectificar las declaraciones realizadas el pasado miércoles sobre Javier Fernández y Pedro Sánchez. El líder del Ejecutivo autonómico ha reconocido que esas palabras, donde decía que al país le hubiera venido bien que el expresidente asturiano hubiera liderado el PSOE en 2014, “se pudieron perfectamente malentender”, aunque “ni de lejos” quería “descalificar” a Sánchez.

En este sentido, Lambán ha remarcado ningún miembro del PSOE le ha “llamado al orden”. Sí ha confirmado que durante estos dos días ha mantenido contactos con su secretario de Organización, Santos Cerdán, para explicar lo que “había querido decir” y que iba a aclarar las declaraciones. “Los compañeros de Ferraz o Moncloa saben cómo ejerzo mis responsabilidad y que nunca me pondría a sus órdenes. Yo soy presidente de Aragón y un presidente de Aragón no debe estar a las ordenes de Ferraz, Moncloa o Génova, y eso lo llevo a las ultimas consecuencias”, ha aseverado.

Asimismo, ha insistido en que no se trata de ninguna “estrategia electoral”, como insinuaron Gabriel Rufián o Alberto Núñez Feijóo, definiendo como “curioso” que ambos políticos coincidan en algún asunto. “De Rufián no opino, porque es un personaje en el que no merece la pena detenerse ni un amigo. Feijóo, en vez de descargar las responsabilidades de la impotencia del PP, invitándonos a la rebelión, lo que debería hacer es dotarse de un proyecto político potente y presentar una moción de censura, si tan grave que es la situación del país”, ha añadido.

LO MÁS VISTO