Lola Ranera, Luis Felipe y Rosa López Juderías
Los tres candidatos han destacado que las tres capitales aragonesas funcionan mejor con un gobierno socialista

Los candidatos a las alcaldías de las tres capitales aragonesas, Lola Ranera en Zaragoza, Luis Felipe en Huesca y Rosa López Juderías en Teruel, han asistido esta mañana al acto de presentación de candidaturas socialistas de toda España que se ha celebrado en Valencia, donde han reafirmado su compromiso y apuesta municipalista para las elecciones municipales de las tres capitales aragonesas. En el acto, no han podido faltar los reproches de Ranera a Azcón.

La candidata a la Alcaldía de Zaragoza ha destacado que solo los gobiernos socialistas en la ciudad de Zaragoza han conseguido transformar la ciudad, como lo hizo Juan Alberto Belloch. Ha lamentado que ahora la derecha, con Jorge Azcón a la cabeza, «ha abandonado a los vecinos, ha olvidado los barrios y la ciudad está totalmente paralizada». «Vamos a volver a gobernar Zaragoza y a liderar el cambio que la ciudad necesita», ha señalado.

Ranera ha reprochado a Azcón que haya usado la Alcaldía para su rédito político. «Solo quería llegar a ser alcalde para ascender en su carrera política. Ya no piensa en la ciudad, ya no trabaja por ella. Mientras recorre Aragón, no da respuesta a los problemas de la ciudad», ha criticado. Cabe recordar la petición de dimisión de Azcón, por todas las razones anteriores, que hizo la candidata a la Alcaldía el pasado 7 de diciembre, que queda pendiente de presentar en el Pleno del próximo jueves 22.

El alcalde y candidato a la Alcaldía de Huesca, Luis Felipe, ha destacado el trabajo realizado al frente de la alcaldía oscense durante dos mandatos en los que han trabajado «sin descanso» para que Huesca crezca «como capital del Alto Aragón». Por su parte, la candidata a la Alcaldía de Teruel, Rosa López Juderías, ha explicado que «si algo ha quedado claro hoy aquí es que Teruel necesita de las ideas y proyectos de alcaldesa socialista que devuelva a la ciudad su esplendor y la convierta en una capital atractiva y llena de futuro» porque Teruel «necesita un cambio que la sitúe dentro del mapa nacional como una ciudad puntera y en la que realmente se tenga en cuenta a los turolenses«.

UNA RESPUESTA RÁPIDA DEL PP

Tras el acto en Valencia, el portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular, Alfonso Mendoza, ha manifestado que «la candidata del PSOE a la alcaldía de Zaragoza ha vuelto a dar la espalda a los zaragozanos al acudir de a Valencia a hacer de palmera de Sánchez en lugar de reclamarle compromiso del Estado con Zaragoza y los ayuntamientos».

La polémica no queda en término municipal. Mendoza ha denunciado que «Sánchez es el máximo exponente del antimunicipalismo» y «hoy Ranera debería haber dado la cara por su ciudad recordándole que ha maltratado sistemáticamente a los municipios negando las ayudas por el Covid, por la caída de usuarios del transporte, por la subida del precio de la energía o por la reducción de ingresos por la plusvalía».

De hecho, el portavoz ha asegurado que «hoy era el día en que tendría que haber reclamado más dinero y apoyo para Zaragoza y los demás municipios» y «también el momento para reprocharle a Pedro Sánchez y su gobierno la tomadura de pelo a Aragón, Zaragoza y Teruel con la Agencia de Inteligencia Artificial y la Agencia Espacial».

En este sentido, los populares consideran que la candidata del PSOE «ha perdido una nueva oportunidad para demostrar su compromiso con sus vecinos sumándose a lo que lleva años reclamando la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) porque ha preferido volver a primar sus intereses partidistas y personales».

LO MÁS VISTO