Yolanda Díaz ha contado con la compañía de activistas medioambientales, miembros de colectivos ciclistas y voces del sindicalismo

Polvo, niebla, viento y sol. Con “Aragón” de Labordeta comenzaba en la mañana de este sábado el acto de escucha organizado por Sumar en Zaragoza, donde la vicepresidenta segunda del Gobierno de España, Yolanda Díaz, se daba a conocer a la sociedad aragonesa.

Las 750 plazas del auditorio del World Trade Center de la capital se quedaban cortas para reunir a todo el público, entre los que se encontraban diferentes personalidades políticas de CHA, Zaragoza en Común y las federaciones aragonesas de Izquierda Unida y Podemos, a quienes ha hecho un llamamiento para unirse a la formación: “Necesitamos todas las voces para sumar, no tenemos que mirarnos hacia dentro, tenemos que mirar ahí fuera; la gente está pasándolo mal”, ha expresado Díaz.

En su intervención, la también ministra de Trabajo ha hecho mención a los problemas de desigualdad territorial fuera de las áreas urbanas: “Aragón tiene enormes problemas de desigualdad, aunque no económica, pero un enorme problema de desigualdad territorial. Tenéis municipios sin los servicios públicos garantizados”. “Huesca y Teruel existen”, ha reivindicado.

Además, Díaz ha calificado la polémica vivida esta última semana en el Congreso a raíz de la reforma de los delitos de sedición y malversación: “Lo que vivimos en la Cámara no representa a la gente de este país. El país real es otra cosa: sois vosotros y vosotras, no el espectáculo en el que han convertido la política”, ha asegurado.

“PROCESO DE ESCUCHA”

El evento forma parte de una serie de “actos de escucha” que Sumar ya ha llevado a cabo en ciudades como Valencia, Logroño, Pamplona o Barcelona, en los que Yolanda Díaz se reúne con representantes de la sociedad civil y atiende preguntas del público. En Zaragoza, la vicepresidenta segunda ha contado con la compañía de activistas medioambientales, miembros de colectivos ciclistas y voces del sindicalismo.

LO MÁS VISTO