Desde el entorno de Aliaga se asegura que esta reunión no supone ningún órgano colegiado para presentar un recurso a la decisión del juez

El año nuevo no ha calmado las aguas en el seno del Partido Aragonés. Una quincena de miembros de la actual Ejecutiva se ha reunido esta tarde en la sede del partido para tratar de forzar a Arturo Aliaga que se recurra la sentencia que anulaba el XV Congreso de octubre de 2021. Una postura totalmente opuesta a la del líder de la formación, que no ha acudido a la reunión y que ha mostrado por escrito su rechazo al recurso.

De hecho, desde el entorno de Aliaga se asegura que esta reunión no supone ningún órgano colegiado para presentar un recurso a la decisión del juez, y recuerdan que la Ejecutiva ya pactó por unanimidad antes de Navidad no recurrir la sentencia. Su intención sigue siendo esperar a que el juez aclare los siguientes pasos a tomar para celebrar un nuevo Congreso que ponga punto y final a la crisis que acecha al PAR desde que el sector crítico, liderado por Elena Allué y Xavier de Pedro, denunciara el censo del cónclave aragonesista.

Además, sostienen que presentar este recurso supondría permanecer durante seis meses con una “espada de Damocles” permanente con posibilidad de que tome una decisión a mitad de marzo o abril, a apenas semanas de las elecciones. Igualmente, estas fuentes del partido mantienen que los servicios jurídicos y abogados consultados siguen optando por no recurrir.

Las aguas en el PAR bajan movidas desde que el 30 de noviembre el juez anulara el XV Congreso, celebrado en octubre de 2021, y que supuso la reelección de Arturo Aliaga como presidente de la formación. La justicia consideró que la afiliación de 311 militantes se produjo de forma irregular al ser aceptados por el Comité Organizador y no por la Ejecutiva, por lo que anuló los resultados y reclamó a Aliaga la repetición del cónclave.

LO MÁS VISTO