Desde este grupo se sostiene que este recurso es la “única forma” de “garantizar certidumbre” de cara a las elecciones

La mayoría de la Ejecutiva del PAR ha presentado este lunes el recurso a la sentencia judicial que anuló los resultados del XV Congreso de octubre de 2021. Lo hará sin el visto bueno del presidente de la formación, Arturo Aliaga, quien alega que este sector no tiene competencias para alegar una decisión del juez, ya que se decidió en una reunión informal, celebrada el pasado jueves sin la Ejecutiva al completo, y que no suponía ningún órgano colegiado.

No obstante, esta mayoría, formada por 18 de los 25 miembros de la Ejecutiva, entiende que el secretario general, Alberto Izquierdo, tiene competencias para presentar este recurso. Además de Izquierdo, entre este grupo se encuentran el vicepresidente, Roque Vicente; el senador Clemente Sánchez-Garnica; los tres directores generales nombrados por Aliaga en la Vicepresidencia de Industria para Turismo, Gloria Pérez; Comercio, Eva Fortea; y Desarrollo Estatutario, Luis Estaún; y alcaldes de todo el territorio de las tres provincias.

Desde este grupo se sostiene que este recurso es la “única forma” de “garantizar certidumbre” de cara a las elecciones, al mismo tiempo que no entienden “las razones para no recurrir”. “No se ha podido hablar ni debatir. Podríamos haber llegado a alguna conclusión, pero no se ha debatido. No hay más remedio”, exponen desde esta mayoría, que lamentan no haber podido hablar con Aliaga más que por mensajes o comunicados.

Por su parte, desde el entorno de Aliaga se mantiene que este recurso no se ha acordado por ningún órgano colegiado. Además, creen que presentarlo supondría permanecer durante seis meses con una “espada de Damocles” permanente con posibilidad de que tome una decisión a mitad de abril o incluso mayo, a apenas semanas de las elecciones. Por ello, su intención sigue siendo esperar a que el juez aclare los siguientes pasos a tomar para celebrar un nuevo Congreso que ponga punto y final a la crisis que acecha al PAR desde que el sector crítico, liderado por Elena Allué y Xavier de Pedro, denunciara el censo del cónclave aragonesista.

Además, la mayoría de la Ejecutiva todavía no tiene constancia de que se haya convocado una reunión extraordinaria, como demandaron en un escrito el pasado sábado tras conocer que Aliaga sí se ha opuesto a las medidas cautelares que anularon el Congreso extraordinario acordado para enero. Aliaga tiene de plazo para el próximo jueves y, en caso de no hacerlo, este grupo estudiará “las fórmulas necesarias para salvaguardar las siglas del PAR y su legado histórico, entre ellas, los mecanismos de control democráticos previstos en el vigente Reglamento del PAR”. “No queremos descabalgar a Arturo. No tenemos nada en contra de él. Intentamos defender las siglas de un partido histórico que está por encima de las personas”, han expuesto.

LO MÁS VISTO