La consejera de Sanidad del PP, Ana Marín
El PP dice que no conoce el documento que presentará Lambán el lunes

El Partido Popular ha vuelto a cargar este viernes contra el presidente de Aragón, Javier Lambán, a pocos días de la presentación de la estrategia para la sostenibilidad sanitaria en las Comunidades Autónomas. “Quien ha destrozado la sanidad no se puede mostrar como su salvador para conservar su puesto a cuatro meses de las elecciones”, ha criticado la portavoz del PP, Ana Marín.

La diputada ha señalado que no conocen el contenido de ese documento, que se trasladará, según anunció Lambán, a las demás regiones en busca de soluciones para los problemas del sistema sanitario. Sin embargo, los populares no tienen muchas esperanzas en lo que pueda presentar, pues vaticinan que “volverá a tener muchas palabras vacías de realidad”.

Marín ha analizado la actualidad sanitaria y los problemas surgidos en las últimas semanas. Sobre la huelga de las ambulancias, ha instado a la DGA a sentarse con los sindicatos, que a su juicio es lo que haría el PP. Repollés, ha dicho, debe gestionar “desde la calle y no en su despacho”.

“MÁS DINERO, MENOR ATENCIÓN, PEORES SERVICIOS”

El presupuesto en Sanidad ha aumentado. No obstante, para la parlamentaria no se traduce en mejores servicios, más bien lo contrario. “¿Ese esfuerzo que hacemos los aragoneses a través de los impuestos sirve para algo? No. Por delante de nosotros en inversión están Castilla y León, Galicia, Madrid o Andalucía, que han bajado sus impuestos y han mantenido mejor sus servicios”, ha protestado.

Aragón es “la muestra más palpable”, dice, de que importa más la gestión que los medios. “Al final, ese presupuesto es un engaño”, ha insistido. Concretamente, Marín ha asegurado que este jueves se quedaron sin atender “más de 300 avisos” de las ambulancias.

Estas afecciones, concluye, no dejan de ser las que ya existían en un pasado, pero agravadas, en el caso de “los retrasos en citas de atención primaria, listas de espera quirúrgicas o las deficiencias en el transporte sanitario. “El mayor problema es el gobierno”, ha zanjado.

LO MÁS VISTO