El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en la última Bilateral celebrada
El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en la última Bilateral celebrada

Nuevo capítulo de desavenencias entre Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza. Ambas instituciones han vuelto a enfrentarse a costa de las transferencias a las arcas municipales y siguen sin aclarar cuando podrán celebrar una comisión bilateral para llegar a acuerdos. El Consistorio de Zaragoza ha reclamado que se revise la nueva Ley de Financiación porque “perjudica” a los intereses de la ciudad. Desde el Ejecutivo autonómico han asegurado que esa norma recoge las condiciones pactadas entre ambas instituciones y ha achacado la petición a intereses políticos.

La consejera de Presidencia de la DGA, Mayte Pérez, ha acusado a Azcón de utilizar el Ayuntamiento de Zaragoza solo “como elemento para la confrontación” para intentar “dinamitar” todos los “puentes que ha ido construyendo Lambán a lo largo de estos años”. En este sentido, Pérez ha puesto como ejemplo la Ley de capitalidad, el convenio económico-financiero, el fondo de financiación municipal y más financiación para la dependencia.

La consejera de Presidencia ha subrayado que no quieren participar en la “ceremonia de la confusión creada por Azcón” y ha añadido que “es una huida hacia delante del alcalde para tapar sus incumplimientos, sus ineficacias y para utilizar a los zaragozanos como ariete” contra el Gobierno de Aragón.

Por su parte, la portavoz del Gobierno de Zaragoza, María Navarro, ha aseverado que no puede haber una ley autonómica que haya reducido la prerrogativa de Zaragoza de ser capital de Aragón.

“La lealtad institucional nos ha hecho llevarlo a una comisión bilateral para hablarlo y explicarles a la DGA por qué consideramos que para defender los intereses de Zaragoza debemos revisar esa ley porque entendemos que ataca lo que es el sistema de financiación propio de la ciudad”, ha sostenido.

«Quiero ser respetuosa y no voy a insultar al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ni a nadie. Solo pido respeto para los técnicos que trabajan en la bilateral y espero que seamos capaces de acordar algo, porque los ciudadanos quieren ver que se prima el interés general por encima de cualquier otra cosa», ha subrayado Navarro.

LO MÁS VISTO