Estación de esquí de Formigal
El proyecto contempla la unión de Astún-Candanchú y Formigal

Un paso más. El Gobierno de Aragón ha aprobado este miércoles el convenio para la unión de las estaciones de esquí de Astún-Candanchú y Formigal a través de Canal Roya. Con la colaboración de la Diputación de Huesca y Aramón, se da luz verde al acuerdo, que dará un impulso significativo al proyecto, si bien todavía no hay fecha para el inicio de las obras.

Se invertirán 34 millones para la instalación de telecabinas, si se tienen en cuenta los ocho del enlace previo Astún-Candanchú. Unas cantidades que proceden de los fondos europeos, concretamente de la partida para los planes de Sostenibilidad Turística. El Gobierno señala que se pretende “promover la desestacionalización” del turismo en la zona, “así como dinamizar espacios sociales envejecidos y generar un nuevo tejido productivo”.

En lo que se refiere a la nieve y los deportes de invierno, la consejera de Presidencia y portavoz, Mayte Pérez, ha asegurado que se busca convertir la zona en un enclave «competitivo» a imagen, por ejemplo, de los Alpes.

PODEMOS Y CHA, EN CONTRA

Tiene el consenso casi unánime de todo el territorio”, ha declarado Pérez. No obstante, en ese “casi” caben dos partidos del actual Ejecutivo, como son Podemos y Chunta Aragonesista, y también colectivos ecologistas y partidarios de la defensa de Canal Roya. Respecto a los dos primeros, ha insistido en que las discrepancias “son de sobra conocidas”, pero se ha mostrado confiada de que los vecinos de la zona “anhelan el proyecto”.

En la formación morada, tras conocer el fin de semana que la firma era “inminente”, en palabras del presidente Javier Lambán, tildaron la unión de estaciones de “atentado medioambiental”. Por su parte, CHA se reafirmó el lunes en su “no” al proyecto y la necesidad de plantear un nuevo modelo de la nieve en el Pirineo, que sea un verdadero motor de desarrollo”.

“OJALÁ DEMOSTRASEN LA MISMA URGENCIA PARA OTROS PROBLEMAS”

La Plataforma por la Defensa de las Montañas de Aragón ha reaccionado cargando duramente contra este último anuncio. Critican la “premura” de la administración para impulsar la unión de estaciones mientras, por ejemplo, existen problemas en los servicios sanitarios de la zona para atender a la población.

Sobre ese apoyo unánime que señalaba Mayte Pérez, lo tildan de “mantra que se repite siempre”, pues, aseguran, “no deja de ser curioso que no metan en la ecuación al ámbito científico o que obvien sus propias leyes”. Esto último, a raíz de la declaración como zona vulnerable de Canal Roya, por la que, en teoría, no se pueden desplegar proyectos como la unión debido a su impacto ambiental.

Mayte Pérez ha asegurado que la unión tiene «el apoyo casi unánime» del territorio

Es significativo que se firme algo que es ilegal”, valoran. “Una demostración más del interés del Gobierno solo en esto”, remarcan, mientras a su juicio se le da la espalda a su juicio a otros proyectos.

Desde la DGA, no obstante, insisten en que “la mejora del destino aumentará la competitividad de las estaciones como motor económico y posibilitará la reactivación del sector turístico privado de la zona, muy dependiente de los servicios y con riesgo de despoblación”.

LO MÁS VISTO