UGT
UGT Aragón ha realizado una asamblea de delegados bajo el lema “Defender lo ganado. Avanzar en Derechos”

Este viernes, coincidiendo con el último día de campaña electoral, UGT Aragón ha realizado una asamblea de delegados bajo el lema “Defender lo ganado. Avanzar en Derechos” para explicar a la militancia los derechos laborales conseguidos por los sindicatos, la necesidad de blindarlos y de alcanzar nuevas consignas como la reducción de la jornada laboral para la próxima legislatura. Al acto ha asistido el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, que ha incidido en esta premisa además de cargar contra la presidenta de las Cortes de Aragón, Marta Fernández, tachándola de “negacionista” y “radical” y como “un ejemplo de lo que se nos viene” si Vox entra en el Gobierno.

Álvarez ha incidido en que, además de los derechos laborales, con Vox estarían en peligro “las libertades públicas” como los derechos Lgtbiq+, la Ley Trans o la lucha contra el machismo, y lo ha personificado en Marta Fernández. “A quien se le ocurre poner una negacionista, una señora que no condena el maltrato y que esta en contra de los derechos Lgtbiq+, como presidenta de las Cortes de Aragón. Este cargo lo debe tener debe tener una persona de consenso y no alguien tan radical. Pues eso es lo que se nos viene, porque no he odio a nadie decir que Vox no vaya a entrar en el Gobierno”, ha recalcado.

Además, el secretario general ha incidido en otro punto del programa de Vox, el referido a las relaciones laborales. “Es tan duro, tan absolutamente inconsciente y estúpido, que sería imposible que una política así se aplicara en un espacio como el de la UE. A nadie se le ocurre que las empresas que contraten españoles vayan a obtener reembolsos y las que no penalizaciones. ¿Eso como se hace, con que leyes, con que premisas? Que no engañen a la gente, estamos en territorio europeo y compartimos derechos y deberes”, ha explicado.

AVANZAR EN DERECHOS LABORALES PARA LOS PRÓXIMOS AÑOS

Por todo ello, Álvarez ha indicado que UGT ha realizado una campaña, no por ningún partido político, sino por los derechos de los trabajadores. “Está en juego consolidar lo que hemos conseguido. Derechos muy importantes como que 3 millones han pasado de tener un contrato temporal a un indefinido, que las pensiones no se revaloricen el 0,25% sino el 8,5% conforme a la inflación y que haya un sistema de financiación que permite el futuro de la seguridad social”, ha indicado.

Unos derechos recogidos en la reforma laboral y la reforma de las pensiones, entre otras, y que los sindicatos pretenden blindar de cara a la próxima legislatura. “Nos reunimos con los partidos y preguntamos si iban a respetar los acuerdos sociales a los que habíamos llegado, porque forman parte del paquete político de anular las leyes de lo que ellos llaman sanchismo. No vimos ninguna postura concluyente. No podemos vivir en un país que cada vez que hay unas elecciones, los acuerdos se pongan en cuestión”, ha incidido.

De cara al futuro, las demandas de las organizaciones sindicales pasan por conseguir la jornada laboral de 35 horas semanales y asegurar el Salario Mínimo Interprofesional con una reforma del Estatuto del Trabajdor. También incidir en el área de vivienda, para consolidar el suelo y regular los precios y asegurar así la movilidad de los trabajadores.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR