Gabi Fuentes esquiva un palo en entrenamiento
El equipo zaragocista necesita sumar varios puntos para reengancharse. Foto: Real Zaragoza

Las dos ocasiones que ha tenido el Real Zaragoza para escalar posiciones de forma considerable las ha tirado por la borda. Primero fue ante el Lugo, en casa, donde llegó a adelantarse en el marcador y terminó perdiendo en el último minuto. Después llegó el Mirandés, último clasificado que no había logrado tres puntos de una tacada, para imponerse a los maños. Y ahora, después de este desperdicio, una reválida de dos partidos ante Eibar y Real Oviedo en La Romareda para recortar posiciones.

En la tesitura del conjunto blanquillo no vale con ganar uno y perder otro; todo lo que no sea sumar en ambos choques con al menos un triunfo sería un fracaso. Cuatro puntos de seis en La Romareda es lo mínimo que se le puede pedir a un Real Zaragoza que se encuentra en la posición 17 de la tabla. En cuanto a puntuación, con ocho de 21 posibles, está a la misma distancia del playoff que del descenso: tres puntos separan ambas partes.

El Eibar será el primero que visite La Romareda, el lunes a las 21.00 horas. A priori, este es el duelo más complicado, con un conjunto vasco que se ubica en la tercera posición. Con 13 puntos en su casillero, están a dos del ascenso directo, y para ellos también es imperioso el triunfo en el Municipal. Solo venciendo garantizan quedarse cerca -o dentro- del directo de cara a la siguiente jornada.

Más fácil parece hacerlo ante el Real Oviedo, conjunto en horas bajas que apenas ha sumado tres puntos de los últimos doce disputados. Una derrota contra el Ibiza en casa frente a sendos empates ante Lugo, Burgos y Levante. Además, su visita a La Romareda, el domingo 9 a las 16.15, coincide con el fin de semana del pregón de las fiestas, lo que podría conllevar un gran ambiente. Eso sí, quedaría supeditado también a un buen resultado ante el Eibar.

TERCERA OPORTUNIDAD

Los zaragocistas se enfrentan a la tercera reválida en La Romareda para meter la cabeza en la zona alta de la clasificación. La caída ante el Lugo fue dolorosa, igualmente que la de Miranda ante más de 500 desplazados y frente a un equipo que todavía no había ganado. Si ahí se hubiese logrado el triunfo, los de Juan Carlos Carcedo se hubiesen colocado con puntuación de playoff.

Surge esta oportunidad de oro para hacerlo, con dos partidos en casa y uno más ante el Racing de Santander el día del Pilar. A pesar de estar ubicado entre semana, el desplazamiento se prevé masivo. Por lo tanto, en estas dos jornadas y ampliando el abanico a la tercera, el Real Zaragoza tiene la reválida para dar un salto en la clasificación.

LO MÁS VISTO