Carcedo entrena en La Romareda
El Real Oviedo visita La Romareda este domingo. Foto: Carlos Burillo

Los problemas del Real Zaragoza, dejando a un lado los que deben resolverse en los despachos, están en la capacidad de hacer juego que permita llegar a portería. Es evidente que el equipo no ha generado hasta ahora lo suficiente para anotar más de cuatro goles, y el último día, ante un Eibar con nueve, no se les puso en apuros. Pero el míster, Juan Carlos Carcedo, parece tener claro en lo que falla el equipo: “Tenemos que mejorar la parte ofensiva”, ha resumido el entrenador para explayarse después.

“Llevamos pocos goles. Tenemos que hacer más ocasiones, chutar más, tener más alternativas de gente que pueda romper a la espalda, de hacer 1 contra 1, mejorar la estrategia ofensiva… Hay muchos aspectos que el equipo tiene capacidad de mejora”, ha afirmado con contundencia en la comparecencia previa. Para paliarlo, han revisado el partido sin perder de vista “las cosas buenas, que fueron bastantes, sobre todo el primer tiempo”. Si eso queda resuelto, el Real Zaragoza tiene capacidad para ganar a cualquiera.

Para lograr el triunfo, el Real Zaragoza parece que puede contar con casi todos sus jugadores. Esta semana ha habido varios indispuestos con problemas de estómago, entre ellos Rebollo, Mollejo y Francés. También los ha sufrido Bermejo. Carcedo, a pesar de que en el club aseguraron que trabajaba en el gimnasio por reparto de cargas, ha dado a conocer que sufría estos problemas gastrointestinales y unas molestias. Sin embargo, parece que la única baja será la de Jairo Quinteros, con problemas musculares desde hace días.

CAMBIOS EN EL 11

El míster ha confirmado que el Real Zaragoza puede presentar “algún cambio” de cara al duelo ante el Real Oviedo. “Tenemos tres delanteros y podemos jugar con dos. Tener alternativas es bueno, le damos vueltas y nos hemos dedicado a fortalecer las cosas positivas. Esperemos poderlo demostrar”, ha afirmado. De todos modos, en un periodo de tres partidos en seis días que le viene al cuadro maño, “va a haber que hacer cambios”. Son pocos días de recuperación con viaje a Santander y “hay gente preparada para dar buen nivel también”.

Por otra parte, Carcedo ha declarado que, tras años en el mundo del fútbol, asume “el tema de las situaciones cuando los resultados no se van dando”. Es “como un estudiante que en los exámenes es donde tiene que ir demostrando”. El entrenador se basa “en el día a día” y se encuentran, según afirma, “en una buena dinámica”. Le gusta de ellos “la intensidad, lo que trabajan, cómo transmiten…”. “Tenemos el convencimiento de que mañana vamos a hacer un gran partido”, ha afirmado.

Además, el entrenador ha afirmado sentirse “privilegiado” por el grupo y ver “cómo están los jugadores y lo que transmiten”. “Trabajan en el día a día maravillosamente, es el camino que tenemos que seguir insistiendo. Cuando los resultados no se dan siempre quieres que lleguen, pero el trabajo es bueno y el convencimiento de los jugadores está ahí”, ha declarado.

El Real Zaragoza afronta ahora una semana clave donde se juega a todo o nada lo que va a ser un equipo que, al menos por ahora, no ha sido el que se esperaba. Armas ha tenido para hacerlo -más de 10 millones de presupuesto- y es momento de que las piezas comiencen a engranar. Novena oportunidad para un equipo que necesita sumar tres puntos.

LO MÁS VISTO