Mollejo sonríe a Simeone tras uno de los goles en Tenerife
Mollejo cuajaba un gran partido en la que fue su casa. Foto: Real Zaragoza

Hasta tres futbolistas de la actual plantilla del Real Zaragoza han pasado en algún momento por las filas del Club Deportivo Tenerife. Son los casos de Víctor Mollejo, Valentín Vada y Daniel Lasure, y los tres tuvieron su apartado de protagonismo en la victoria de los maños en el Heliodoro Rodríguez López. Incluso con actuaciones decisivas para sumar el segundo triunfo de la temporada lejos de La Romareda. La norma no escrita de “la ley del ex” funcionó a la perfección y fue la espada de Damocles de los canarios.

Por encima de todos brilló Valentín Vada. El argentino se redimía de un decepcionante arranque liguero sellando su primer doblete como zaragocista. El entrenador del Real Zaragoza, Juan Carlos Carcedo, tiene fe ciega en las posibilidades del centrocampista y por fin Vada se las devolvió con creces. Dos goles, uno en cada mitad, y además de una bella factura.

El primero de ellos llegó después de una maniobra de calidad de Víctor Mollejo, que la pasada temporada militó cedido en el club insular. Un toque de tacón tras centro de Larra para que la pelota le llegara al corazón del área a Vada, que fusilaba a Soriano. Después hizo gala de su pundonor e innegociable entrega, siendo el aliado perfecto de Giuliano Simeone en las cabalgadas a la contra de los aragoneses.

EL REGRESO DE LASURE

El último en aparecer sobre el terreno de juego fue Dani Lasure. Lo hizo en su debut esta campaña en LaLiga Smartbank, sustituyendo a Vada en el minuto 71, regresando así al verde donde recaló como cedido durante unos meses. Si bien no tuvo una participación decisiva en el triunfo, sí depositó todo lo que tenía dentro, se vació el alma, para tratar de defender junto a Fuentes el carril zurdo y atar un triunfo vital para los blanquillos.

NOTICIAS DESTACADAS