Entrenamiento de porteros
La duda de la portería solo se podrá despejar antes del partido. Foto: Carlos Burillo

Probablemente, la mayor duda de cara al primer once de Fran Escribá en Segunda División sea si jugará Álvaro Ratón o Dani Rebollo. El primero es quien tiene más papeletas de ocupar la meta zaragocista, aunque el entrenador del Real Zaragoza no ha querido despejar la incógnita. “No voy a dar pistas. Lo importante es que estoy muy contento con los dos”, ha afirmado en la comparecencia previa.

Ratón cuenta con más opciones de vestirse de corto. Rebollo todavía no ha debutado, y en un partido tan trascendente, jugar su primer partido podría ser contraproducente. Sin embargo, el gallego no tuvo su mejor día ante el Diocesano y terminó expulsado. “Álvaro fue el primero que se disculpó ante sus compañeros por la expulsión y le honra, porque quedó muy dolido. Tanto él como Rebollo han trabajado fenomenal. Estoy tranquilo, seguro que el que salga lo va a hacer bien”, ha asegurado.

Lógicamente, la derrota en Copa fue un palo gordo, “como debe ser”, pero se habló del tema y toca “dar un paso adelante en todos los sentidos”. Y Escribá cree que lo ha hecho, algo que afectará también a su primer once. “Se ha dado un paso en intensidad y estoy satisfecho con la semana de entrenamiento. La competición nos dirá si lo que hemos hecho nos sirve”, ha declarado.

Y volviendo al tema de los titulares, quien seguro que no estará es Iván Azón, a pesar de que tenían la esperanza de que pudiese hacerlo. Una lesión muscular hay que tratarla “con cuidado”, porque lo que no queremos bajo ningún concepto es “una recaída”. Al tener todavía la sensación de que no estaba recuperado, “no compensa en ningún sentido”. Vale la pena esperar y no arriesgar, porque para jugar 15 o 20 minutos puede caerse “un mes y medio”, así que “hay que ser prudente”.

11 DECIDIDO Y CON CAMBIOS

A pesar de no desvelar quién ocupará la portería, lo que está claro es que “algún cambio habrá”, aunque no necesariamente sea ese. El entrenador del Real Zaragoza intenta poner siempre “el mejor once posible”, y no quiere decir que sea el mismo que en Copa, aunque la idea fuese presentar el mejor. Por lo tanto, se verán variables en el primer partido de Escribá para vencer un choque trascendental.

Él tiene claro cuál será, pero quiere refrendarlo en el último entrenamiento. Lo cierto es que el duelo puede calificarse como la primera final de esta temporada, ante un rival directo, por mucho que no quieran ponerse objetivos a largo plazo. El Real Zaragoza se la juega y también un Escribá que necesita resarcirse ya del amargo trago copero.

NOTICIAS DESTACADAS