Fran Escribá camino de La Romareda
El técnico acusó de mala fe a un colegiado. Foto: Real Zaragoza

Las sorpresas nunca dejan de sucederse en el Real Zaragoza y casi nunca son para bien. Ahora, el Comité de Competición ha decidido sancionar a Fran Escribá por unas declaraciones que hizo en su etapa en el Elche con cuatro partidos. El club ya ha anunciado que va a recurrir la sanción, algo lógico teniendo en cuenta que el equipo maño pagaría un ‘pato’ que en absoluto decidió comprar.

Todo sucedió el 22 de septiembre de 2021. En el minuto 37, Pedraza, amonestado previamente, debía ver la segunda amarilla en un lance de juego y el colegiado, Muñiz Ruiz, obviaba la cartulina. El empate a uno reinaba en el marcador, pero esa acción condicionaba el choque y el Elche terminó cayendo por 4-1. Sería entonces cuando Fran Escribá daría su versión sobre los hechos en rueda de prensa.

“Estoy enfadado porque el árbitro sabe perfectamente que es expulsión. Lo sabe. No es un error. Soy el primero que justifico cualquier un error porque nos equivocamos nosotros, me equivoco yo… cualquiera se puede equivocar. Pero eso no es equivocarse, eso es mala fe”, comenzó su intervención. Pero no quedó ahí. “Nadie tiene duda de que si Pedraza no hubiese llevado amarilla se la hubiera sacado y nadie hubiera protestado. Prueba de ello es que lo han quitado al descanso, eso dice mucho de lo que pensamos no solo en mi banquillo, sino en el otro”, afirmó a continuación.

A continuación, calificó de “mentira” cualquier lectura del partido que no fuese a raíz de la expulsión porque “condiciona” el resto. Con el mismo término calificó entonces “cualquier análisis de gran victoria o goleada”. “He visto un gran arbitraje, pero no ha sido hoy. Ese es el resumen de lo que siento a nivel futbolístico”, culminó su intervención en sala de prensa.

EL REAL ZARAGOZA RECURRE

Lo que no puede suceder en ningún caso es que el Real Zaragoza se haga cargo de esta protesta, independientemente de que sea justa o no. Nadie en representación de la entidad profirió esas declaraciones y nadie debería hacer frente a ellas en el ejercicio de su cargo con el club maño. Por tanto, el recurso es lógico, al igual que el esperado indulto.

Por parte del club, “se tenía conocimiento de dicho expediente desde antes de su llegada al Real Zaragoza”. Desde ese mismo momento, los servicios jurídicos se pusieron a trabajar ante la posibilidad de sanción para presentar recurso ante el Comité de Apelación. Tras la comunicación, dicho recurso será enviado al órgano competente.

En caso de que no prospere, el cuadro blanquillo no podrá contar con su entrenador en unos choques vitales, ante Burgos, Ibiza, Albacete y Huesca. Habrá que esperar a que resuelva Apelación la sanción o admita el recurso al míster.

LO MÁS VISTO