Lucas Alcaraz en la Ciudad Deportiva
El entrenador no cosechó buenos resultados en la capital aragonesa

Este sábado, el Real Zaragoza se enfrentará a la UD Ibiza en el estadio de La Romareda. El conjunto de la isla llegará a la capital maña con urgencia de sumar, ya que se encuentra colista en la clasificación. Acumulando diez derrotas en 17 jornadas, el Ibiza ha empezado con mal pie el primer tramo de la temporada lo que ha llevado a una constante rotación en el banquillo. Hasta tres entrenadores han pasado por el club celeste desde que empezó La Liga hace tres meses. El último en llegar ha sido Lucas Alcaraz, que dirigirá su primer partido con el Ibiza este fin de semana y volverá a verse las caras con el Zaragoza, su ex equipo.

El técnico andaluz llegó a la entidad blanquilla en una situación similar a la que se encuentra ahora con su nuevo equipo. Tras la destitución de Imanol Idiakez, el Real Zaragoza confío en Lucas Alcaraz para cambiar la dinámica y salir de la parte baja de la tabla. Pero poco duró el camino del entrenador en el club maño. Después de ocho partidos al frente del Zaragoza, Alcaraz se despedía de La Romareda dejando al equipo en una situación peor a la que se encontró cuando aterrizó. Rozando el descenso y tan solo sumando cinco puntos en ocho jornadas, dejó al Zaragoza más hundido de lo que estaba y con una situación alarmante.

Lucas Alcaraz se encontraba sin equipo después de haber sido destituido en el pasado mes de febrero por el Olympiakos Nicosia donde no logró ninguna victoria en ocho partidos. Una llamada desde Ibiza ha producido que Alcaraz vuelva a ponerse el traje de entrenador. Otra difícil tarea para el andaluz ya que el conjunto balear no levanta cabeza y solo ha conseguido tres victorias en 17 partidos. Tras Javi Baraja y Juan Antonio Anquela, llega para intentar revertir la situación e ir subiendo escalones en la clasificación.

El destino ha sido caprichoso y ha querido que su primera prueba sea con su ex equipo. Un Zaragoza que no ha mejorado mucho su estado desde que se fue. Ambos conjuntos, con necesidad de puntuar, se enfrentarán este sábado en La Romareda. Una diferencia de seis puntos hace que los de Escribá estén obligados a ganar si no quieren acortar la distancia con el descenso. Un partido de muchas emociones donde Lucas Alcaraz regresará al que fue su equipo en un periodo corto de tiempo y se reencontrará con la afición zaragocista en el feudo blanquillo.

LO MÁS VISTO