Vigaray entrenando en mayo de 2021
La última jornada hasta el martes que disputó Vigaray fue la 41 de la 2020/21. Foto: Real Zaragoza

El 23 de mayo de 2021, Carlos Vigaray se vestía de corto con el Real Zaragoza por última vez hasta este martes. Era en la derrota contra el Mallorca por 2-1, en tiempos de Juan Ignacio Martínez, cuando se logró la épica permanencia en Segunda División. Una lesión de rodilla le ha tenido apartado de los terrenos de juego hasta este 6 de diciembre, ya en 2022, cuando pudo suplir a Larra contra el Albacete. El 0-0 fue el resultado final pero, en este caso, importa menos. Un año y siete meses después, 562 días más tarde, ha vuelto y el cuadro blanquillo suma así un nuevo efectivo a la causa.

Vigaray llegó al Real Zaragoza para ser un hombre clave. Sin duda, podía calificarse como uno de los fichajes estrella de esa temporada, cuando el Real Zaragoza se alistaba entre los candidatos al ascenso directo. Sus primeros partidos demostraron el porqué de sus años en Primera División, alzándose como uno de los pilares atrás. Sin embargo, ahí, ya se podía ver su fragilidad a la hora de lesionarse, porque apenas pudo partir de inicio en 26 de las 42 citas ligueras.

Sus números fueron exactamente los mismos en su segunda temporada. 26 partidos a sus espaldas y la sensación de que, si no fuese por las lesiones, su sitio estaría en la máxima categoría. A la vista está que, en su primera temporada con el Deportivo Alavés, club de donde llegó, fue elegido para disputar la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Pero entonces, los problemas físicos ya dejaban ver que su carrera en la élite podría quedar limitada.

Pero Vigaray ya está de regreso. Después de más de un año y medio, el lateral derecho del Real Zaragoza está llamado a pelear la titularidad que ahora se reparten Fran Gámez y Larra. Paso a paso, la idea es que el madrileño vaya cogiendo forma, algo que, si consigue, le convierte en uno de los mejores laterales derechos de Segunda División. Paciencia y tiempo con él, que ha demostrado en el conjunto maño de lo que es capaz sobre el césped.

PALABRAS DE VIGARAY

Tras el 0-0 contra el Albacete, el jugador del Real Zaragoza se mostró “muy contento de volver a los terrenos de juego”. “Después de tanto tiempo, con tanto trabajo en al sombra, en solitario, que es lo más duro, por fin ha llegado el fruto. Estoy muy contento de poder ayudar al equipo y estar ahí otra vez”, aseguró. Salió en sustitución de Larra, cuando se le subieron los gemelos, y aunque no lo esperaba, «estaba preparado para jugar”. Incluso se le hizo “muy corto” el premio “a todo el trabajo que hay detrás”.

Dejar la portería a cero también fue positivo y ahora se centra en el “especial” partido contra el Huesca. Lo cierto es que es “muy importante” y quieren salir a ganar “todos los partidos”. Ante los altoaragoneses deben ganar para no volver a meterse en problemas con los puestos de la zona baja, tierra peligrosa de la que hay que huir cuanto antes.

LO MÁS VISTO