Escribá en la Ciudad Deportiva
Los maños necesitan tres puntos al haber enfrentamientos directos por debajo. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

El Real Zaragoza tiene todo listo para medirse al Huesca este sábado a las 21.00 horas con un gran ambiente en La Romareda. La victoria es imprescindible, especialmente teniendo en cuenta que hay enfrentamientos directos abajo y sí o sí sumarán varios. Para lograr despegarse de la zona baja, el míster, Fran Escribá, tiene ve posibilidad y obligación de dar un paso adelante. “Estoy satisfecho con lo que estoy viendo en los últimos partidos, pero eso no quiere decir que no tengamos un margen de mejora grande y una obligación de mejorar”, ha declarado.

En general, Escribá cree que el equipo tiene que mejorar “en todo”, y el otro día, ante el Albacete, “fue un paso importante más desde un punto de vista moral”. No encajar fue clave; defendieron bien y faltó estar mejor en el área contraria. Ante el Huesca “va a ser un partido detalles”, aunque no sea un detalle pequeño mejorar en el área. No espera grandes ocasiones y pide a su equipo aprovechar las que tenga.

La importancia que le dan al partido es grande “no solo por la rivalidad, que siempre es un plus”, sino porque quieren sumar “el mayor número de puntos”. Hay, además, “un buen ambiente de fútbol pese a la hora y el frío”, y sería importante conseguir una victoria para escalar posiciones. “Si uno ve cómo juega el Huesca ve que se equivoca poco, está ordenado, muy equilibrado, encaja poco poco… incluso cuando no ha jugado bien ha creado ocasiones”, ha afirmado de su rival. No es, por tanto, únicamente sólido en el área, sino que empieza arriba a verse una buena defensa. La eficacia será imprescindible.

UN CLÁSICO POCO CLÁSICO

Aunque a día de hoy se califique como “derbi” el Real Zaragoza – Huesca, es una rivalidad novedosa, como bien conoce el míster. Ya se ha empapado “de la historia y el sentimiento de la gente”, y sabe que, para muchos, “será algo más que tres puntos”. Sin embargo, no obvia la relativa cercanía del choque. “No es una rivalidad tan histórica como otras. El Huesca es un equipo que lo ha hecho muy bien los últimos años, pero en años anteriores no era habitual. Aunque no tenga la solera de otros, entiendo la importancia”, ha asegurado.

Por la circunstancia en la que se encuentra el Real Zaragoza, la importancia es máxima. “Nosotros se la damos. Hay un componente como es la rivalidad, pero a nivel de semana, de planteamiento de partido, pensamos exactamente igual que cualquiera de los anteriores”, ha asegurado. Son tres puntos, que ya no vuelven y hay que ganar.

Ahora bien, el ambiente puede elevar las pulsaciones, algo que tampoco ve con malos ojos Fran Escribá, incluso en los casos que no tienen mucha experiencia. “Queremos un ambiente bonito, favorable, y si eso nos lleva a estar sobreexcitados, hay que valorarlo positivamente. Mucho mejor eso, aunque nos lleve un poco más a la excitación, que un ambiente frío con el que el jugador se pueda parar”, ha asegurado el técnico.

LO MÁS VISTO