El entrenador del Real Zaragoza, en la Ciudad Deportiva
El único partido que ha terminado en derrota es el de Copa del Rey. Foto: Real Zaragoza

Tras la eliminación de Copa del Rey ante el Diocesano, parecía que el Real Zaragoza continuaba con su mala dinámica a pesar del cambio de entrenador. Acumulaban tres derrotas consecutivas y el equipo tocó fondo. La recuperación fue paulatina en Liga, con dos empates consecutivos ante el Málaga en La Romareda y el Burgos en El Plantío. La idea de Fran Escribá fue implantándose poco a poco hasta conseguir una victoria in extremis contra el Ibiza y lograr sumar un punto en el Carlos Belmonte. En el último encuentro que han disputado frente al Huesca, se mostró una intensidad que escaseaba en partidos atrás. Con el triunfo ante el equipo oscense, el Zaragoza lleva cinco encuentros sin conocer la derrota con un balance de tres empates y dos victorias.

De menos a más, así ha ido el conjunto blanquillo con la llegada del técnico valenciano. Poco se pudo hacer en Copa del Rey donde la importancia recaía en la competición liguera para no llevarse ningún susto. Fran Escribá tuvo las ideas claras desde el primer momento y se puso a trabajar. El equipo fue dando pinceladas del concepto que quería su entrenador y se notó la mejoría con el transcurso de las jornadas. Donde antes se perdía, ahora consiguen sumar. Aunque hay que seguir mejorando, el Zaragoza muestra otra cara en sus partidos y no da el partido por perdido, como su gol en el descuento ante el Ibiza consiguiendo sumar tres puntos valiosos.

Aún queda mucho para que los maños superen el precedente que se dio el año pasado en el que acumularon trece partidos imbatidos con nueve empates consecutivos, batiendo récord en Segunda División, y cuatro victorias. El Real Zaragoza va por buen camino si quiere seguir escalando posiciones y poder dejar de mirar de reojo a la parte baja de la clasificación. La intensidad en la presión y transiciones y el ritmo de juego alto son las señas de identidad de este grupo. El próximo partido antes del parón de navidad será contra el Leganés en Butarque donde el conjunto blanquillo intentará continuar siendo invicto para encarar el segundo tramo de la competición con ilusión.

LO MÁS VISTO