Rebollo, con el balón en La Romareda
El arquero solventó todas las situaciones ante el Huesca. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza dejó en el dique seco al Huesca, que se volvió a la localidad altoaragonesa con un 3-0 en contra y el ánimo tocado. Los más nombrados fueron Simeone y Francho, autores de los dos primeros goles que dejaron encarrilado el choque. Vada se sumó de penalti. Sin embargo, fue atrás donde se empezó a construir, con Francés y Jair custodiando a Rebollo, que tuvo un debut soñado en La Romareda.

Rebollo en la meta y Francés y Jair en el centro de la zaga. Esa fue la fórmula para mantener una portería a cero que fue inexpugnable para el Huesca. A la vista está que tiraron un par de veces a puerta, ambas Vilarrasa y ambas defendidas a la perfección por el meta. La primera fue en un disparo lateral que despejó a su izquierda y otra en un córner que apuntaba a cantarse como gol olímpico. Eso sí, este no se cuenta en las estadísticas. El resto de remates, todos para fuera.

Este mérito correspondió a quienes hicieron frente a los ataques altoaragoneses. La zaga del Real Zaragoza, comandada por Jair y Francés, no dio opciones para que el Huesca generase peligro real sobre la portería. Apenas unos remates que se iban directamente fuera pudieron incomodar algo a un conjunto blanquillo que dominó el duelo de principio a fin. Escriche fue el único que consiguió rematar dentro del área un par de veces y, en los dos casos, el cuero no encontró portería.

Desde Rebollo hasta Giuliano y Mollejo fue, sin duda, el mejor partido de la temporada para el Real Zaragoza. Supo comerse a su rival desde el primer minuto hasta el último, quedando el Huesca totalmente amilanado por una Romareda que llevó en volandas a su equipo. Que a los 15 minutos el cuadro de Fran Escribá fuese venciendo ya por 2-0 es solo el reflejo de lo que se vivió en la grada desde antes del pitido inicial con el recibimiento a los autobuses.

APROVECHAR LA DINÁMICA

Está llamado el Real Zaragoza a mantener esta dinámica contra el Leganés, rival duro en los últimos encuentros que acumula nueve partidos sin perder; dos meses sin irse de vacío. Enfrente estará el Real Zaragoza con una dinámica que, sin ser tan brillante, le otorga el poderío de salir a ganar, con cinco choques sin conocer la derrota. Es el momento de mantener esa buena racha de resultados que ha permitido al equipo alejarse de los puntos de descenso y ubicarse en una zona tranquila.

LO MÁS VISTO