Chechu Rojo con los brazos en jarra cuando entrenaba al Real Zaragoza
Rojo dirigió a un equipo de ensueño en la temporada 99/00. Foto: Real Zaragoza

La tarde del viernes fue triste para el zaragocismo y también para el fútbol nacional. Porque fallecía Chechu Rojo, leyenda como futbolista del Athletic Club y que, ya como entrenador, ha sido el más cercano a alcanzar la gloria liguera con el Real Zaragoza. De hecho, ha sido el único con el que los maños han llegado a la última jornada con opciones de levantar el título.

Fue en la temporada 1999/2000 cuando con Chechu Rojo en el banquillo el Real Zaragoza cuajó una temporada inmaculada. La del 1-5 en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid, la que Milosevic se erigió como uno de los dioses del Olimpo blanquillo y en la que conformó un equipo de granito que hizo soñar hasta el último día con un conjunto maño campeón por primera vez en su historia.

Finalmente, la derrota en Valencia, pese a que Milosevic adelantó a los aragoneses en el electrónico, desembocó en un cuarto puesto que daba derecho a disputar la Champions League. Eso sí, nunca llegó a suceder por un cambio improvisado e injusto de normas que llevó al Real Madrid a ocupar esa plaza. También, en la retina del zaragocismo, queda que fue el entrenador del Celta de Vigo en la Copa del Rey de 1994, cuando Higuera anotó el tanto decisivo en la tanda de penaltis que llevaba el cuarto trofeo copero a las vitrinas blanquillas.

El Real Zaragoza se ha sumado al dolor nacional transmitiendo en un comunicado sus condolencias, citando al Athletic Club donde Rojo forjó su carrera como futbolista. Por supuesto, también ha hecho extensivo el pésame a familiares y amigos. Descanse en paz una auténtica leyenda.

LO MÁS VISTO