Tomás Alarcón ya se ejercita desde el martes con sus compañeros. | Foto: Real Zaragoza

Tomás Alarcón ya luce oficialmente como jugador del Real Zaragoza. El centrocampista, que ya acumula dos sesiones de entrenamiento junto a sus nuevos compañeros, ha firmado hasta final de temporada sin que el contrato de cesión contemple una opción de prolongarlo, tal y como ha asegurado el director general, Raúl Sanllehí. El chileno ha dejado una buena sensación en sus primeras reflexiones, plagadas de optimismo, ambición y altas miras.

El futbolista cedido por el Cádiz ha desvelado que Gaby Milito, leyenda zaragocista, siempre le habló “muy bien del club” cuando le dirigió. Lo que sumado a la historia maña fue una de las principales bazas para decantarse por recalar a orillas del Ebro. “Es reconocido internacionalmente, se conoce hasta en Chile y es un honor vestir esta camiseta”, ha admitido, insistiendo en que “no ha sido un retroceso en mi carrera, sino un avance”.

En cuanto a los objetivos colectivos, quizás es lo que más claro ha dejado en su comparecencia. “No hay ningún otro objetivo que subir a Primera, hay que clasificar a playoff, este club tiene que estar en Primera, no en Segunda”, ha manifestado. Ha explicado además que “para conseguir ese objetivo hay que tener personas en todos los cargos con un objetivo claro, trabando bien y serio, este club lo tiene y obteniendo todos esos requisitos este club puede volver pronto a Primera División”.

El tercer concepto más repetido tiene que ver con su forma de jugar. “En O’Higgins (Chile) me daban mucha libertad para llegar al área contraria y tengo capacidad física para poder hacerlo”, ha comenzado explicando, añadiendo que en Cádiz se encontró “con un fútbol distinto, donde los volantes teníamos limitaciones para llegar al arco contrario”. Eso le hizo no explotar su “mayor virtud”. También se ha mojado respecto a su posición favorita: “Me gustar jugar con dos en medio, da más libertad para poder llegar más arriba”, ha admitido, matizando no obstante que también le gusta actuar solo por su afán de “tener mucho el balón”.

Cuestionado por sus primeros días con Fran Escribá, ha destacado que ha sido “bastante claro en la idea que tiene el club” con él, valorando que su deber es “demostrar que viene para competir y aportar”. Buen inicio parece comenzar a entrenar antes de lo previsto, en la tarde del martes. “Es lo que todos deberíamos hacer para que club y equipo tengan más competitividad y así poder lograr el objetivo”, ha concluido.

SANLLEHÍ LE DEFINE

Un fichaje que ha llegado procedente de los informes de la secretaría técnica, tal y como ha expuesto el director general, Raúl Sanllehí. En su definición, ha empleado características (después aprobadas por Alarcón) como “tren inferior poderoso, capacidad física para repetir esfuerzas y doble vertiente ofensiva y defensiva”. También “gran despliegue para robar balones, muy trabajador y con una técnica claramente aseada para dar continuidad a la jugada”.

Las principales virtudes expuestas por Sanllehí sobre Alarcón han sido “el excelente desplazamiento en largo que sirve para romper líneas” o su “carácter competitivo, tanto dentro como fuera del terreno de juego”. “Es un jugador de equipo, que cree en el equipo y eso es muy importante para nosotros”, ha culminado.

LO MÁS VISTO