Gueye aplaude en un partido
Gueye no ha abierto todavía la veda goleadora. Foto: Real Zaragoza

Sigue sin aparecer Pape Makhtar Gueye por las instalaciones del Real Zaragoza. El delantero se encuentra en Senegal, a la espera de resolver sus trámites burocráticos y obtener todos sus visados, porque no puede regresar así a Zaragoza. Lógicamente, este jueves tampoco se ha entrenado con el cuadro blanquillo, y se encuentra a la espera de obtener el famoso permiso de trabajo para emprender su vuelta.

Gueye, por ahora, sigue a la espera, según han informado fuentes del club. Parece ser que el delantero senegalés ha presentado toda la documentación pertinente, y ahora la pelota está en el tejado de las autoridades africanas. Cuando les tenga a bien resolver la cuestión, el ariete podrá regresar a Zaragoza; y mientras se sigan demorando, más tiempo tendrá que estar en su país natal.

Este problema lleva a que no se haya ejercitado todavía con el grupo. Se une, de esta forma, a Vada, Bermejo y Lasure. Tampoco estuvo al comienzo Petrovic, al que se le extendió el permiso de vacaciones, aunque trabaja con normalidad desde hace días. Desde el principio lo ha hecho un viejo conocido, James Igbekeme, en la rampa de salida en este mercado de invierno para poder hacer hueco, entre otros, a Tomás Alarcón.

EL CASO DE GUEYE

Makthar Gueye llegó al Real Zaragoza con la vitola de delantero estrella. En el club lo anunciaron como tal, y el director general, Raúl Sanllehí, apeló al fruto del esfuerzo de las sinergias para tamaña operación. Pero lo cierto es que ningún entrenador ha contado con Gueye, que no ha anotado un solo gol y que nunca se ha adaptado al equipo. Lo ideal sería romper la cesión en invierno, aunque la operación es complicada.

Entretanto, el Real Zaragoza busca un delantero que de oxígeno a Simeone. Sin ser un 9 puro, el Cholito ha logrado anotar seis goles en la primera vuelta, erigiéndose como el máximo goleador del cuadro blanquillo. Muy meritoria es la aportación del jugador cedido por el Atlético de Madrid, pero no se puede fiar todo a una carta. El cuadro blanquillo, con la llegada del nuevo director deportivo en el frente, necesita un goleador.

LO MÁS VISTO