Cordero comparece ante los medios en la sala de prensa del Tenerife
Cordero, a la derecha, en su despedida del Tenerife. Foto: C.D. Tenerife

El Real Zaragoza ha hecho oficial en las últimas horas la incorporación en la dirección deportiva de Juan Carlos Cordero. Hace unos días, el cartagenero abandonaba el Tenerife tras el cambio de presidencia en la entidad canaria, lo que ha precipitado su fichaje por el conjunto blanquillo. Desde la destitución de Miguel Torrecilla el pasado noviembre, el Zaragoza se encontraba sin director deportivo. Con el mercado de invierno, Cordero podrá empezar a trabajar junto a Fran Escribá y Raúl Sanllehí para confeccionar la plantilla de cara al segundo tramo de la temporada. Su llegada es un punto positivo para el club maño, ya que cuenta con una gran trayectoria en los diferentes equipos por los que ha pasado.

En su última etapa como futbolista en el CF Ciudad de Murcia, Juan Carlos Cordero comenzó sus labores como director deportivo sin haber colgado aún las botas. Tras su retirada como jugador, se centró únicamente en la dirección deportiva logrando llevar al conjunto murciano de Preferente a Segunda División. Realizó un buen trabajo en su tierra natal estando a punto de ascender a la máxima categoría del fútbol español. El cartagenero abandonaría el Ciudad de Murcia tras nueve temporadas debido a la venta del club en verano del 2007. Con dicha venta y el traslado de la entidad a Granada, Cordero iría de la mano del presidente Quique Pina, comenzando su andadura en el Granada 74 Club de Fútbol.

TALISMÁN DE ASCENSOS

Fue en el equipo andaluz donde cosechó su peor racha como director deportivo, ya que no pudieron evitar el descenso a Segunda División B. Un año más tarde, no se movería de la capital granadina y fue contratado en el Granada CF, que se encontraba por aquel entonces en la categoría de bronce en 2009. Regresó con fuerza a los mandos de la dirección deportiva y cumplió con creces sus objetivos logrando aportar con su trabajo el deseado ascenso a Primera División del Granada.

En verano de 2016, se incorporaría a un Cádiz que ansiaba abandonar la Segunda División B tras cuatro temporadas luchando por subir de categoría. Con su llegada a la entidad gaditana, cumplieron su propósito y ascenderían a Segunda División. Juan Carlos Cordero acumuló dos ascensos seguidos con Granada y Cádiz.

Tras poner fin a su relación contractual con los gaditanos, en 2020 se convertiría en director deportivo del Tenerife, que milita en Segunda División. Se reencontró con una categoría de plata, cada vez más complicada y competida, y los resultados en el club canario tardarían en llegar. En la temporada pasada, el Tenerife logra realizar un gran año, llegando a disputar la final del play off contra el Girona. Finalmente, no pudieron ganar ninguno de los dos partidos y el equipo se quedó a las puertas de ascender a Primera.

En una situación completamente distinta, Juan Carlos Cordero llega a la entidad blanquilla para terminar de confeccionar un equipo que de verdad tenga opciones reales de subir de categoría. Se encuentra con que esta misma semana, el propio entrenador, Fran Escribá, reconocía “tener plantilla para competir todos los partidos, pero no tan potente como para lograr el ansiado ascenso”.

LO MÁS VISTO