Cordero y Escribá ya trabajan en todos los frentes para reforzar la plantilla

El Real Zaragoza ya tiene su dupla para confeccionar un equipo que termine en Primera División. El nuevo director deportivo, Juan Carlos Cordero; y el entrenador, Fran Escribá, ya trabajan en todos los frentes para reforzar la plantilla. Ahora bien, en un mercado parado, las cosas van despacio, y habrá que tener paciencia. De hecho, ha aplazado los movimientos. “Algunos equipos, como nosotros con Tomás, han tenido alguna incorporación, pero normalmente hay que pensar que va a ser a partir del 15 o 20 cuando haya más movimiento. No solo aquí, en la mayoría de los equipos”, ha declarado el míster.

Escribá y Cordero ya han tenido “la primera toma de contacto”. Se conocían, pero no habían trabajado nunca juntos, y se expusieron “las necesidades del equipo y las ideas”. Y no solo para este mercado, sino también hablando a medio plazo. Y aunque todavía “es pronto”, tienen “más o menos claras” las posiciones a reforzar “siempre y cuando existan opciones de mejorar la plantilla”. “Cambiar por cambiar o fichar por fichar no va a ser nuestro estilo”, ha dejado claro el técnico.

Si algo tiene claro el míster es que van a trabajar bien juntos, y está convencido de que comparte la misma idea de ascender con él. Hay “un primer proyecto” de hacerlo lo mejor posible esta temporada, pero todos tienen en mente la idea de ascender. “Ahora es difícil mejorar el equipo tanto como para dar ese salto. Pero no viene para ser solo el director deportivo, sino ser una pieza fundamental en el proyecto de los inversores, que es subir al equipo”, ha declarado.

LA TRANQUILIDAD DE GANAR

Para afrontar una nueva semana de mercado con cierta tranquilidad sería vital conseguir una nueva victoria. Y habrá que lograrla en La Romareda ante el Mirandés, al que Escribá ha definido como “uno de los equipos más en forma de la categoría”. “Viene un rival muy bueno. Empezó mal la liga, pero lleva diez o doce jornadas muy buenas. Hay que estar alerta. No queremos que ese encuentre cómodo y tiene cosas muy interesantes. Es peligroso y vamos a tener que estar muy atentos”, ha afirmado el entrenador del Real Zaragoza.

Lo ideal sería, además, hacerlo como contra el Huesca, dejando a los 15 minutos el encuentro encarrilado. “Ya quisiéramos, pero para la mayoría de equipos ese tipo de partidos es la excepción. Los partidos de ayer fueron ajustados, con empates y victorias mínimas. Pero la idea es esa. Ese día salió bien, pero creo que siempre lo hemos hecho”, ha sostenido el míster.

LO MÁS VISTO