Cordero en la sala de prensa
El director deportivo es consciente de que imperan las salidas. Foto: Laura Trives

La llegada de Juan Carlos Cordero a la dirección deportiva del Real Zaragoza ha servido para meter la quinta en asuntos de gran calado. Inmerso en pleno mercado de invierno, el cuadro blanquillo cuenta con 25 jugadores ocupando las 25 fichas que permite La Liga, así que hay que abrir el capítulo de salidas ya. A pesar de que no ha querido dar nombres, el máximo responsable deportivo ha reconocido que hay que hacerlo. “Ya nos hemos puesto manos a la obra para intentar alguna salida, es urgente porque, si no, no puede venir nadie”, ha asegurado en su primera comparecencia.

Cordero ha tenido la primera toma de contacto con Escribá y Sanllehí y esta idea la tiene clara: hay que dar salida a jugadores. Ya tiene algo en mente, aunque reconoce que “la realidad y las posibilidades van a ser otras”. “Siempre vamos a estar atentos para mejorar la plantilla. Es nuestra idea y convencimiento”, ha insistido. Lo que no harán es “correr ni firmar algún jugador que no estén todas las partes de acuerdo”, es decir, que no cuadren con el estilo y perfil del modelo del entrenador.

Todavía queda mercado y el nuevo director deportivo no ha querido hablar de jugadores concretos, aplazándolo “a nivel interno”. Quiere que sean ellos y sus representantes quienes estén informados de primera mano por parte del club. “Eso no dice que estemos parados. Al contrario, hay que acelerar porque las 25 licencias están ocupadas. Sin movimiento de salidas no hay de entrada. Hay nombres que salen y seguirán saliendo, pero mi forma de funcionar es no hablar de ningún nombre propio”, ha declarado.

Lo que está claro es que este mercado es importante para Cordero. No ha venido ya para confeccionar la plantilla del año que viene, sino para ayudar en esta. De hecho, considera que hay una parte vital por hacer: “Mejorar a los que ya están, que se puede”. El director deportivo ha heredado una plantilla que no ve con malos ojos, y asume que, aunque vengan algunos, los que van a sacar esta situación son los que están. Y cuando acabe el mercado invernal, se pondrá con la planificación veraniega con su forma de trabajar.

Tras una larga experiencia en el mundo del fútbol, el directivo del Real Zaragoza sabe que el mercado es complicado. Estar en la zona baja es un hándicap para todo, y asume que hay jugadores que no quieren llegar al cuadro blanquillo. A eso se suma el presupuesto, que conlleva unas limitaciones, y aunque Cordero no las ha desvelado, habría que remitirse nuevamente al asunto de las salidas. Tienen la llave de todo.

EL RETO DEL EQUIPO

Confeccionar una plantilla para ascender no es sencillo, “si no, todos los equipos lo harían”. Además, está el tema diferencial, que es el del presupuesto, y “los que descienden parten con mucha ventaja”. Partiendo de esa base, quiere trabajar codo con codo con el entrenador, para tener jugadores que se acoplen a su sistema y sean de su gusto. Es él quien la entrenará. Además, quiere que sean conscientes de que el Real Zaragoza “es una plaza exigente”. Estos jugadores se completarían con canteranos.

Ahora bien, tiene claro que no quiere mencionar el ascenso desde el primer día o venderlo la primera jornada porque “perjudica más que ayuda”. Todo se decide en las diez últimas jornadas y, si un equipo no está descolgado, “tiene opciones de luchar por algo más”. Además, ha hecho un llamamiento a la unión de todas las partes para conseguir el objetivo que todo el zaragocismo desea.

Con vistas puestas a la cantera y asumiendo las sinergias, Cordero asume el reto de dirigir la parcela deportiva del Real Zaragoza. Su primer examen lo tendrá a finales de este mismo mes, cuando haya que valorar el mercado de invierno. Y el principal de todos, si todo va según lo previsto, será la próxima temporada, porque tiene que confeccionar una plantilla para ascender.

LO MÁS VISTO