Lluís López da un paso con su pierna derecha ante el Mirandés
Los maños han frenado su progresión. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

El conjunto blanquillo continúa cerca de la zona de descenso a pesar de la mejoría del equipo con la llegada de Fran Escribá. La sensación de los dos últimos partidos ha estancado la dinámica ascendente que empezaba a tener el equipo. Con la derrota ante el Leganés y el empate sin goles frente al Mirandés en La Romareda, el Real Zaragoza ha vuelto a mostrar sus carencias. La llegada del nuevo director deportivo, Juan Carlos Cordero, es el dato positivo para que el club pueda reforzarse en este mercado invernal y llegar a poder luchar por algo más en esta temporada.

Desde que se inicio el curso, el Real Zaragoza ha estado abonado a la parte baja de la clasificación. A pesar de estar tanteando los puestos de peligro, solo cayeron una vez en descenso durante las primeras jornadas de la temporada. Con el transcurso de los partidos, el equipo maño se ha mantenido fuera, pero sin lograr alejarse. La igualdad de la categoría y la irregularidad han impedido que los blanquillos consigan despegar y estar más cerca de la zona de promoción.

Antes del parón de Navidad, el conjunto de Fran Escribá alcanzó la máxima diferencia con el descenso posicionándose a siete puntos, el mismo intervalo que le separaba con los puestos de privilegio. El Real Zaragoza estaba en tierra de nadie con la capacidad de poder aspirar a más y seguir con una dinámica ascendente. Pero el tropiezo en Butarque antes del terminar el año, supuso que volvieran a la cruda realidad y alargar el sufrimiento.

Comparando la situación actual con otros años en la misma jornada, en la temporada 17-18, el equipo dirigido por aquel entonces por Natxo González, sumaba un punto más que en el curso presente. Ese Zaragoza realizó una gran segunda vuelta y obtuvo como premio disputar el play off. Hay esperanza de cosechar una misma gesta, ya que con la incorporación de Cordero, la entidad blanquilla apuesta por mirar más arriba en la clasificación y terminar de confeccionar una plantilla más potente y que intente cubrir las necesidades del Real Zaragoza.

LO MÁS VISTO