Partido del Real Zaragoza ante el Málaga
Los blanquillos quieren vencer a pesar de la adversidad. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza sufre cinco bajas importante de cara a su próximo partido ante el Villarreal B. Zapater y Giuliano, ambos con problemas en la espalda, no estarán disponibles, mientras que Bermejo sigue recuperándose de su lesión muscular. Lluís López y Jaume Grau tampoco estarán por sanción. Ahora bien, Vada y Gueye están recuperados y podrían tener minutos ante el filial del submarino amarillo.

La de Simeone es, probablemente, la más importante. El entrenador del Real Zaragoza, Fran Escribá, lo ha definido como “el jugador más en forma” del equipo y no solo por ser el máximo goleador. “Está hasta el último momento generando, va muy bien al espacio…”, es una pérdida relevante. La buena noticia es que Iván está “cada vez mejor”, y habrá que valorar con él si puede ser titular tras varios meses lesionado.

Pasando a la segunda línea, Vada también se encuentra recuperado; las sensaciones son buenas, pero pasa como con Azón. Hay que ver si compensa que parta de inicio o si es mejor esperar a que avance el partido. A la vista está que nadie tiene el puesto asegurado, y ahora Escribá tiene que mover el once tras las bajas. Ahora bien, no se espera “un cambio radical” porque el rendimiento del grupo “no está siendo tan malo”.

Donde no parece que habrá cambios es en el esquema de juego. El clásico 4-4-2 de Fran Escribá en el Real Zaragoza está asentado y, aunque no es inamovible, considera que es lo que conviene al equipo. A la vista está que, al menos en los primeros duelos, ha funcionado correctamente. Así se intentará conseguir una victoria vital si los blanquillos no quieren volver a meterse en problemas serios con mucha temporada por delante.

LO MÁS VISTO