Escribá pide a la plantilla dar un paso adelante: «No sirve con lo que estamos haciendo»

La rueda de prensa del entrenador del Real Zaragoza, Fran Escribá, ha servido para ver que el equipo tiene que meterse una marcha más. De esto no se salva nadie, y en todas las posiciones del campo está presente el llamamiento del míster. “En general todos tienen que ver, y se lo estamos haciendo ver así, la necesidad de dar un paso adelante más. No sirve con lo que estamos haciendo”, ha afirmado el entrenador zaragocista.

En este caso concreto, Escribá había sido cuestionado por los laterales izquierdos, pero el técnico del Real Zaragoza no ha querido personalizar en nadie. “Uno tiene la sensación de que siempre puede dar un poco más. Cualquiera en su profesión piensa igual. Nieto, Gabi… todos tienen que dar más. Titulares sin discusión, poquitos. No sabría decir cuántos, pero casi ninguno es indiscutible y no es el caso de los laterales”, ha afirmado de forma contundente.

Al equipo lo ve bien “en general”. “Lo que pasa es que tenemos el potencial que tenemos”, ha afirmado antes de señalar que “es bueno”, pero “a veces no te da”. “No hay problemas de ansiedad o mental. El equipo está fuerte, sabe lo que es, pero el acierto hace que no ganes partidos. No es un cuestión tanto de cabeza, es más futbolístico. En cualquier caso, “mentalmente está bien, pero tiene que competir al máximo siempre porque, si no, no da”, ha declarado.

Otra cuestión que preocupa al zaragocismo es pensar que se ha frenado la reacción. Sin embargo, el técnico del Real Zaragoza ha llamado a la tranquilidad, afirmando que no se diferencian tanto de cuando hicieron siete de nueve. No le gustan las excusas y sabe que, si se pierde o se empata “se han hecho cosas mal”. “Desde ese punto de vista, acepto que se pueda pensar que hemos bajado rendimiento”, ha afirmado, aunque él no lo cree. Lo excepcional “fue ganar 3-0 con solvencia y comodidad”, pero van a verse “partidos ajustados que un día se resuelven a tu favor y otros en contra”.

SIN PENSAR EN EL PLAYOFF

Aunque Escribá entiende que la afición del Real Zaragoza haga cálculos hacia arriba, él se desmarca. “Lo entiendo, nuestra obligación es lo que viene. Lo otro me queda tan lejos que ni me lo planteo”, ha declarado. Tampoco piensa en la temporada que viene, aunque sin renunciar a nada porque “sería de mediocres”. No cree que estén entre los llamados a estar arriba, pero van a pelear por ganar todos los partidos de la competición.

No ve claro que estos dos próximos duelos sean “definitivos” porque “queda mucho”. Ahora bien, está en contra del planteamiento de que hay tiempo. Los partidos no se repiten y hablar de ello sería “confundirse”. Ahora es un mes trascendente pero incómodo, con gente en la rampa de salida debido a que el Real Zaragoza debe reforzarse y las 25 licencias están ocupadas. “Una de mis obligaciones es detectar quién no está al 100% y ese no debe participar, pero el comportamiento de todos está siendo muy bueno”, ha declarado.

VUELTA A VILLARREAL

Escribá vuelve a Villarreal, aunque para medirse a su filial. Al primer equipo lo clasificó para competición europea y allí dejó “grandes amigos”. Lo hace como entrenador del Real Zaragoza y en un desplazamiento que podría calificarse casi como masivo. Solo ha tenido buenas palabras para su anterior conjunto y para una afición por la que pelearán para que regresen “todavía más contentos” de lo que han ido.

LO MÁS VISTO