Larrazabal entrena en la Ciudad Deportiva
El equipo necesita vencer urgentemente. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza se enfrenta este sábado al Villarreal B en el Estadio de La Cerámica. En el partido de la primera vuelta, el conjunto blanquillo consiguió llevarse la victoria por dos goles a uno. Y es que desde que militan en Segunda División, se han encontrado con varios filiales que no se lo han puesto nada fácil. Con un balance de siete victorias, seis derrotas y dos empates, los maños han demostrado en cada temporada, la variedad de resultados cosechados al enfrentarse a ellos. Son los equipos traicioneros de la categoría que pueden quitar puntos muy valiosos a sus rivales de cara a final de temporada.

Desde el descenso en 2013, el Real Zaragoza dejó de enfrentarse con los equipos de la categoría de élite para verse las caras, en más de una ocasión, con sus filiales. Se estrenaron en la temporada 13-14 ante el Barça Atlètic con una derrota. A los aragoneses no se les daba nada bien el filial del conjunto catalán, con el que tuvieron que enfrentarse hasta seis veces en distintas temporadas consiguiendo solo dos triunfos. En ese mismo curso, también estaba presente en Segunda División, el Real Madrid Castilla, al que pudo vencer en el primer partido, pero no lograron sumar los tres puntos en el encuentro de vuelta en La Romareda.

Al Bilbao Athletic ha sido el único filial que han dominado en todos sus encuentros y el Zaragoza pudo hacer pleno de victorias en la temporada 15-16. Al contrario pasó en el siguiente curso con el filial del Sevilla. Dos duras derrotas tanto a domicilio como en La Romareda, dejaron al conjunto blanquillo con cero puntos de seis posibles frente a los sevillanos. Después de tres años sin ningún filial en la categoría de plata, la Real Sociedad B de Xabi Alonso consiguió el ascenso. El conjunto donostiarra que empezaron con buen pie, logró sumar un punto ante el equipo maño. Pero poco a poco fueron perdiendo galones y se despidieron de la categoría con un derrota ante su público frente al Real Zaragoza.

Fran Escribá se reencontrará con la cantera de su ex equipo. Será el sexto filial con el que se enfrenta el Zaragoza desde 2013. Un Villarreal B de Miguel Álvarez con las ideas muy claras, que cuenta con jugadores muy jóvenes pero a la vez expertos, y que han demostrado adaptarse muy rápidamente a la Segunda División. En la ida, el Real Zaragoza logró una meritoria victoria y sufrida dado que el gol llegó en el 93, obra de Zapater. Pese a aquel revés, el Villarreal B se posiciona dos puntos por encima del club blanquillo demostrando que no es un rival para nada fácil de batir y todavía menos lo será en su feudo.

HALAGOS PARA EL RIVAL

El propio técnico ha hablado maravillas de su contrincante. Conoce bien a su rival y ha llevado a algunos de sus jugadores. “La iniciativa la quieren y la suelen tener. No es un filial de repliegue y contraataque, tiene protagonismo con balón, intenta jugar mucho, juega bien…”, ha analizado el entrenador. Por tanto, deberán tener la iniciativa porque ve “peligrosísimo” al Villarreal B, con jugadores que han tocado la Primera División.

Como curiosidad, el Real Zaragoza estrenará La Cerámica en un partido del filial amarillo. Puede ser “motivante” para todos, pero Escribá no cree que sea “un factor diferencial”. En cualquier caso, está previsto un desplazamiento con más de 600 zaragocistas; el equipo no va a estar solo y hay un motivo más para brindar la victoria.

LO MÁS VISTO