La afición celebra un gol del Real Zaragoza
Conquistar El Molinón confirmaría la tendencia ascendente del equipo. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza se enfrenta el próximo domingo al Sporting de Gijón en El Molinón. Dos históricos del fútbol español que vuelven a verse las caras en la categoría de plata. En la última década, los asturianos lograron ascender a Primera División en 2015, pero consumaron su descenso en la temporada 16-17, y no han podido volver a cumplir la gesta. Por su parte, el conjunto blanquillo aún espera volver a la máxima categoría desde que descendieron. Hasta en quince ocasiones se han enfrentado en estos diez años en los que el equipo maño sale ganando en la mayoría de partidos disputados ante el Sporting.

En el encuentro de la primera vuelta, el Real Zaragoza consiguió sumar sus primeros tres puntos de la temporada en casa ante el conjunto sportinguista. Arrastraban varios partidos sin conocer la victoria en La Romareda y el duelo ante los asturianos era clave para deshacerse de la mala racha, y así fue. Y es que, desde 2013, el equipo aragonés ha ganado hasta en nueve ocasiones de las quince que se han enfrentado en Segunda División. Solo han salido derrotados tres veces, todas a domicilio. Un balance más positivo que negativo para los de Fran Escribá, que llegan en un buen estado de ánimo tras el triunfo in extremis en Villarreal.

Los duelos en El Molinón siempre han sido difíciles para todos los clubes de la categoría. Desde que empezó la temporada, en el feudo asturiano solo han sumado los tres puntos el Racing de Santander y la Unión Deportiva Las Palmas. A pesar de que los maños lograron vencer en la última visita a su estadio en el curso pasado, el Real Zaragoza tendrá otro duro desafío ante un Sporting que se encuentra a tan solo un punto por debajo de los de Escribá.

Será la segunda salida consecutiva que realiza el conjunto blanquillo tras el partido de La Cerámica la pasada semana. Si continúan con su buena racha frente al Sporting de Gijón, alcanzarían una línea ascendente para intentar alejarse lo máximo posible de la parte baja de la clasificación. Por parte de los asturianos, Miguel Ángel Ramírez se estrenará en el banquillo tras la destitución de Abelardo, al no alcanzar los objetivos que se había propuesto la entidad rojiblanca.

LO MÁS VISTO