Gueye aplaude
Gueye no está ofreciendo el rendimiento esperado. Foto: Real Zaragoza

A falta de una semana para el cierre del mercado de fichajes, el Real Zaragoza se encuentra parado a la espera de que se produzca alguna salida en los próximos días. Hasta el momento, solo Dani Lasure ha abandonado el equipo blanquillo y Tomás Alarcón ha sido la única incorporación. Además, el regreso de Igbekeme complica las llegadas de otros jugadores, ya que cuentan con 25 fichas profesionales. En los últimos años, los blanquillos han sufrido los mismos problemas de cara a los refuerzos de enero, y en muy pocas ocasiones, les ha ayudado para mejorar su situación.

Juan Carlos Cordero fue presentado a principios de enero como director deportivo del Real Zaragoza. Su llegada sería un apoyo para Sanllehí en los fichajes de invierno que tanto necesitaba, y necesita, el equipo de Fran Escribá. Veinte días después, la situación continúa como empezó. Antes de la llegada del cartagenero, se había producido la salida de Lasure y la incorporación de Tomás Alarcón, pero desde entonces, la situación se encuentra estancada y con la expectación de cuándo se realizarán movimientos en la plantilla.

LOS DELANTEROS DE INVIERNO NO DAN LA TALLA

Esta temporada, los maños vuelven a estar necesitados de un delantero que sea compatible con Giuliano Simeone e Iván Azón, ya que Gueye no está dando el nivel esperado. La entidad blanquilla no ha acertado en la mayoría de ocasiones a la hora de incorporar refuerzos en enero, sobre todo, en la faceta ofensiva. En el curso pasado, ficharon a Sabín Merino tras la escasez de goles anotados por los atacantes. El jugador vasco no aprovechó los minutos en el terreno de juego y terminó el año sin poder marcar ni un tanto. El club blanquillo decidió cederle a la Liga Mexicana, donde suma dos goles. Los fichajes que sí funcionaron en la campaña 21-22 fueron las llegadas de Jaume Grau y Eugeni que, aunque en los últimos encuentros ambos jugadores no están en su mejor versión, han rendido en la mayoría de partidos desde su presentación en Zaragoza.

A lo largo de estos años, son varios los fichajes que no han cumplido las expectativas del equipo como Álex Alegría, Burgui o Samaras, que entre todos suman solo dos goles. Un dato demoledor para los delanteros en los que confía el Real Zaragoza para las segundas vueltas de la temporada. Una de las excepciones fue el fichaje de Dongou en la 15-16, en la que el camerunés logró anotar en sus primeros meses cuatro tantos, uno más que todos los fichajes anteriores.

El conjunto aragonés se encomienda a Cordero y a su veteranía para que no se vuelva a repetir los errores del pasado y consiga encontrar un futbolista idóneo para el equipo. Hasta el próximo martes 31, el club tendrá tiempo para realizar las salidas de jugadores con los que no se cuentan y los refuerzos oportunos para terminar la temporada lo mejor posible.

LO MÁS VISTO