Los jugadores del Real Zaragoza aplauden a su afición
El Valladolid es el que más difícil tenía la permanencia

Ya están los tres equipos descendidos de Primera a Segunda División. El Valladolid se ha unido al Elche y al Espanyol como cuadros que han perdido la máxima categoría y que pelearán obligatoriamente por recuperarla. De este modo, Real Zaragoza y Huesca ya conocen a todos sus rivales provenientes de lo alto, y faltan por conocer los otros dos que tienen que ascender de Primera RFEF.

Los cuadros aragoneses saben que, al menos en la teoría, estos tres conjuntos van a partir con ventaja para aspirar a las cotas altas. Los recién descendidos tienen una mayor capacidad económica, tienen más tirón para los jugadores con el deseo de jugar en Primera y tienden a llevárselos en las pugnas. Y aunque no necesariamente terminan la temporada ascendiendo o peleando por ello, este año sí ha sido así.

El Real Zaragoza y la Sociedad Deportiva Huesca, además de estos tres conjuntos que descienden, todavía pueden encontrarse con equipos poderosos. Se han quitado al Granada y a Las Palmas, pero Levante, Alavés, Eibar y Albacete todavía pelean por ascender. De esos cuatro, solo uno dejará la categoría de bronce para dar el salto a Primera y no serán rivales fáciles para el nuevo año.

A ellos habrá que sumar otros dos recién ascendidos desde Primera RFEF. Y allí asoma un histórico y peligroso Deportivo de La Coruña para los intereses de Real Zaragoza y Huesca. Los gallegos tomaron ventaja ante el Castellón y, en la vuelta, se deberán enfrentar al que salga vivo de la otra eliminatoria: un Real Madrid – Barça de filiales. Son los catalanes quienes parten con dos tantos de margen al ganar la ida 4-2. Por la otra parte del cuadro no hay rivales seriamente peligrosos; solo el Alcorcón es clásico de Segunda.

Todavía con el mercado por abrirse de forma oficial, el Real Zaragoza y la Sociedad Deportiva Huesca parten con la idea de mejorar lo que ya tenían. La pelea de los maños estará en quedar entre los mejores clasificados, mientras que la realidad de los oscenses está en mirar la permanencia. la temporada en Segunda División nunca es fácil, y habrá que luchar para lograr los objetivos.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR