Manu Molina documentó vía Instagram cómo estaba el terreno de la Ciudad Deportiva. Fotografía: Manu Molina / Instagram.

La granizada y las grandes lluvias de este pasado jueves también han afectado al entorno deportivo del Real Zaragoza. Vista la indisposición de los campos de la Ciudad Deportiva, todos cubiertos de agua y hielo, los pupilos de Fran Escribá van a realizar el entrenamiento vespertino en el gimnasio y a puerta cerrada.

La cara de los jugadores zaragocistas debió ser un poema al ver el terreno de la Ciudad Deportiva en la tarde del jueves, cuando a partir de las 17.30 horas una gran tromba de agua azotaba Zaragoza. El gran diluvio paró sobre las 20.00 horas y por tanto, durante dos horas y media el terreno se vio mermado.

Uno de los efectivos del Real Zaragoza, el mediocentro Manu Molina, subió en la tarde del jueves algunos vídeos que dejaban ver el deplorable estado en el que había quedado el terreno de la Ciudad Deportiva. Agujereado, con charcos de agua e incluso el parking parecía un lago improvisado.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR