El valor del cereal se ha duplicado en algunos casos

El año agrícola en Aragón ha alcanzado una producción de 4.753 millones de euros, lo que supone un 7,8% más respecto al año pasado. Desgranado, el 36,9% es la actividad agraria y el 63,1% es la ganadera, de la que un 42% es la producción del cerdo en la Comunidad. Además, este 2021 ha destacado el alza en el valor del cereal y el descenso en los sectores porcino y cunícola, así como el aumento de precios en los costes de producción. Por otro lado, el empleo se mantiene con 13.382 contrataciones mensuales, pero los profesionales afiliados bajan en unas 200 personas.

La agricultura ha producido este año el equivalente a 1.753 millones de euros, un 17,31% más que en 2020. Esto se debe principalmente al alza del precio de los cereales, que ha amortiguado las fuertes pérdidas de producción en los leñosos. Desde el inicio de año, el trigo blando se ha incrementado en un 47%; la cebada, en un 67%; el trigo duro, en un 94%; y el maíz, en un 37%. Cabe destacar que el mercado del cereal está “totalmente paralizado” por la “incertidumbre en los precios”, señalaba el secretario provincial de UAGA, José Antonio Miguel, en la presentación del balance del año agrícola.

Por otro lado, ha habido una disminución de la producción, concretamente de un 7,5% menos de cosecha de cereales de invierno respecto al pasado año, aunque sigue por encima de la media de los últimos años. Además, las superficies de arroz y alfalfa se han visto reducidas en un 10% y un 3%, respectivamente. Los productores aragoneses ingresarán por la venta de cultivos herbáceos 1.157 millones de euros en 2021.

El precio del porcino ha descendido

Con respecto a la fruta y almendra, se ha recolectado un 22,32 % menos de media que en 2020 debido a las heladas, las fuertes lluvias y los frecuentes episodios de granizo que han recorrido todo el territorio. En cuanto al viñedo, la cosecha en 2021 ha ascendido a 130.750 toneladas y la producción es un 20% inferior a la del año pasado, excepto la del Somontano. A pesar de esta merma en la uva, la recuperación del consumo en bares, hoteles y restaurantes, así como el aumento de las exportaciones y la significativa caída de la producción en Francia e Italia, abren grandes oportunidades para abastecer el mercado comunitario y mundial.

El valor de la producción final agrícola del año 2021 asciende a 1.698 millones de euros, a lo que hay que sumar los 55 millones de indemnizaciones por siniestralidad que ha pagado Agroseguro al sector.

Casi 3.000 millones de producción ganadera

Por su parte, en los sectores ganaderos también ha habido un incremento que ha llevado a una producción final de casi 3.000 millones de euros. Esto viene derivado de los “buenos precios” ganaderos a nivel general, exceptuando el sector cunícola y el porcino. Así pues, esa bajada en el precio del cerdo viene amortiguada por la subida de un 3% de la producción. “Seguimos con el descenso de la ganadería extensiva, del ovino principalmente”, señalaba el secretario general de UAGA, José María Alcubierre. Por el contrario, sigue incrementándose el porcino en Aragón, que ya representa el 27% de todo el país, una cifra “significativa”.

Además, actualmente en Aragón figuran 43 ganaderos que realizan entregas de leche. Son cinco menos que a finales del año 2020, lo que supone un descenso del 10 % de ganaderos de vacuno lechero en la Comunidad. Este año se han producido en torno a 174.000 litros de leche con un precio medio de 0,333 euros por litro. Alcubierre ha lamentado que “es muy triste” que actualmente un litro de leche “valga menos que un litro de agua en los supermercados”.

También ha querido resaltar que va a acabar el año con el fuerte incremento de los costes de producción de semillas, fertilizantes, gasóleo, de energía… Los abonos han visto duplicados sus precios con respecto a 2020, el gasóleo se paga un 70% más caro y los piensos han seguido la escalada de precio del cereal, que son los propios costes de producción de los ganaderos y que los “están ahogando”. Sin duda, “afectarán a la campaña de 2022”.

El empleo se mantiene estable en el sector agrícola de Aragón

El empleo se mantiene y los afiliados bajan

El empleo se mantiene “más o menos” estable en el sector agrario un año más. Las contrataciones mensuales se sitúan en las 13.382 en 2021, lo que supone un 0,7% menos que el año pasado. Esto se debe, sobre todo, a la reducción de cosecha de frutales a causa de la climatología adversa en la provincia de Huesca. Aunque en UAGA han querido destacar que estos datos demuestran que el sector agrario en Aragón sigue creando empleo, con independencia de sus resultados económicos.

“Desde UAGA defendemos esa agricultura con personas y eso es lo que nos lleva a las malas cifras: a pesar de los incrementos en la producción, cada año perdemos 200 cotizantes a la Seguridad Social”, ha lamentado José María Alcubierre. Este año la cifra es de 18.067 afiliados, 200 menos que en 2020 y 400 menos que en 2019. Por eso, “las grandes cifras que reflejan lo bien que va el sector primario aragonés se contrapone con la reducción constante de profesionales” afiliados a la Seguridad Social. “Esa es la gran lacra que tenemos”, ha declarado Alcubierre.

Reforma de la PAC

A su juicio, “estas cifras se podían haber combatido con la PAC, por eso decimos que el gran fiasco del año 2021 es del ministro Planas”. El secretario general de UAGA ha clamado que “así van a seguir desapareciendo agricultores en todo el territorio”. Por ello, han asegurado que presentarán alegaciones y harán todo lo posible para que las negociaciones por el Segundo Pilar se ajusten todo lo posible a las necesidades de los agricultores y ganaderos aragoneses.

Los agricultores seguirán luchando por una PAC que se ajuste a las necesidades de Aragón

Desde UAGA, ha resaltado Alcubierre, “seguiremos luchando para solucionar los problemas endémicos de la actual PAC”, como son la desaparición de agricultores de sofá y perceptores no legítimos, la desaparición de los derechos históricos, el límite a los cobros “millonarios” de las grandes explotaciones, apoyando a los sectores estratégicos para el territorio (como la ganadería extensiva) y la inclusión de aquellos sectores que se quedaron fuera del pago básico (frutas, hortalizas y vino).

NOTICIAS DESTACADAS