El Greim de Benasque listo para el rescate a los pies de las montañas

El Pirineo aragonés, pese a su espectacularidad, puede convertirse en un espacio hostil en cuestión de minutos. El Grupo de Rescate e Intervención de Montaña (Greim) es la unidad especializada en operaciones de rescate de montaña. Aragón es una de las comunidades que por su orografía realiza más rescates. Existen siete puestos, con centro de operaciones en Jaca. El de Benasque, en la comarca de la Ribagorza, es uno de los que más intervenciones realiza en España.

“Hay dos componentes de guardia los 365 días al año. Cuando no estamos haciendo una intervención siempre estamos haciendo prácticas de nivel técnico para luego cuando hay un rescate hacerlo de la mejor manera posible”, ha explicado el guardia al cargo del Greim de Benasque, Fernando Vicente.

Los trece guardias viven “a los pies de la montaña”, situación que les permite conocer bien “la demarcación, los tiempos y el material”. Esta unidad trabaja en la demarcación del parque natural de Posets y Maladeta, un rincón del Pirineo que aguarda el pico más alto de la cordillera, el Aneto.

Los agentes se preparan para acudir a un rescate

“Casi todas las llamadas entran del 112 y nos las derivan a la central de Huesca. Ahí empezamos a ver qué es lo que ha sucedido y nos pasan directamente a la llamada del alertante. Él que está in situ no da información sesgada por nadie y nos transmite lo que está ocurriendo. Desde ahí empezamos a elaborar qué es lo que tenemos que hacer si tenemos que pedir la actuación del servicio aéreo o pensar el material que tenemos que usar”, ha explicado Vicente.

Las intervenciones aumentan en verano, mientras que el invierno “clasifica” a las personas que suben a la montaña, la época vacacional hace más accesible el monte. Por eso, los guardias civiles lo tienen claro: para evitar percances lo más importante es la planificación.

Aragón es una de las comunidades que por su orografía realiza más rescates

“Siempre hay que planificar, con todo lo que conlleva esa palabra. Tenemos que estar física y técnicamente bien. Hay que coger información de todo tipo por Internet podemos coger toda información, cómo es la ruta, mirar las condiciones meteorológicas o mirar los boletines de aludes”, ha recomendado. Los guardias lo tienen claro, a la montaña hay que admirarla pero también guardarle respeto.