lugares de baño aragón
Durante unas pocas semanas al año se puede disfrutar de las aguas sulfurosas del balneario de Tiermas

Después de haber pasado el que ya es oficialmente el mes más caluroso jamás registrado en España y el julio más seco de los últimos 15 años según la Agencia Estatal de Meteorología, solo quedan ganas de darse un buen chapuzón en agua fría. En nuestra comunidad, además, son numerosas las opciones para combatir el calor intenso con un baño más que apetecible en pozas de cualquiera de las tres provincias. Con una época estival en ola de calor permanente que no da tregua, disfrutar de lo que queda de verano es posible sin salir de Aragón. Las alternativas son muchas, pero estos diez lugares conseguirán no solo refrescar sino también maravillar a cualquiera que los visite.

Balneario de Tiermas

En la tierra donde confluyen Huesca y Zaragoza y Navarra está a dos pasos de distancia se encuentra el balneario de Tiermas, una especie de Atlantis aragonesa que solo resurge cuando el imponente embalse de Yesa retira sus aguas. La época de baño en estas termas tan solo dura unas semanas y suele comenzar en agosto o septiembre, momento en el que se puede disfrutar del manantial de aguas sulfurosas observando las ruinas del antiguo balneario. Las pequeñas pozas termales y los «baños» de barro esperan en Tiermas a aquellos que prefieren un día de relajación en el agua, pero los que acudan con niños podrán divertirse también con los curiosos toboganes de barro.

Embalse de la Loteta

Y para los que no conciben la diversión acuática sin el deporte y son incapaces de pasar el día sin flotar en el agua, muy cerca de Zaragoza, entre la Ribera Alta del Ebro y Campo de Borja, se encuentra el embalse de la Loteta.

El embalse de la Loteta es el paraíso de los deportes acuáticos de viento

Y es que gracias al cierzo el pantano se ha convertido en el lugar ideal para practicar deportes acuáticos de viento, por ello es habitual ver a intrépidos deportistas practicando kitesurf y windsurf, e incluso algún que otro campeonato mundial de alto rendimiento. El ciclismo y el piragüismo son otros de los atractivos de este embalse que, por el contrario, desaconseja el baño y no tiene zonas habilitadas para el mismo.

El Pozo Pígalo

Esta gran poza de agua, ubicada en el río Arba de Luesia, es de fácil acceso y se ha convertido ya en una visita imprescindible durante la época estival. Pígalo está rodeado de enormes pliegues de roca que conforman unas paredes naturales de piedra estratificadas. Por ellas los bañistas trepan con más o menos facilidad antes de lanzarse al agua desde las alturas.

El pozo Pígalo está rodeado de enormes pliegues de roca que conforman unas paredes naturales de piedra estratificadas

El paisaje ofrece también una zona de merendero, por lo que podrás ir a pasar el día, darte un baño y disfrutar de una comida en buena compañía en un entorno natural privilegiado. En esta zona de la provincia de Zaragoza las pozas abundan, y es que aguas arriba del Pozo Pígalo está, entre otras, la espectacular Poza de Santa María, mucho menos concurrida.

Pozas de Belsué

Si lo que buscan es un lugar perfecto para ir con la familia, las pozas del Fulmen, que crea el río a su paso por Belsué, en Huesca, son la opción más indicada. No solo son tranquilas, sino que también conforman un pequeño parque acuático natural.

Las Pozas de Belsué son un enclave perfecto para darse un baño en familia. Foto: Google Maps

Tras aparcar y dar un pequeño paseo por la naturaleza, llegarán a una zona llena de “piscinas” de todos los tamaños y con temperaturas para todos los gustos, el rincón ideal para relajarse. Los más inquietos pueden aventurarse río arriba o río abajo para disfrutar de «cascadetas», saltos e incluso algún tobogán natural.

El Salto de Bierge

En pleno Parque Natural de Sierra y cañones de Guara se encuentran las aguas cristalinas del río Alcanadre. Al final del barranco de La Peonera encontramos el Salto de Bierge, un lugar mágico en medio de la naturaleza perfecto para pasar un día de agua o para relajarse tras recorrer el barranco.

El Salto de Bierge se encuentra al final del barranco de La Peonera

Y es que este enclave cuenta con dos zonas diferenciadas para todos los gustos: la parte inferior, que cuenta con una gran poza de 400 metros cuadrados con grandes losas de piedra para descansar al sol, y la superior, donde el río forma una gran piscina de aguas tranquilas y poco profundas y que está rodeada de un terreno arbolado con mucha sombra donde siempre se pueden encontrar familias de picnic.

Desde 2016 está prohibido saltar desde la presa y, debido a la cantidad de bañistas que cada verano se acercan al salto, desde hace unos años se ha limitado el aforo a 250 personas y se ha impuesto una tasa de acceso de 3 euros.

Pozas del río Bellós

Para los que prefieren nuestro querido Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, las pozas del río Bellós son el mejor lugar para bañarse en un entorno mágico y rodeados de la majestuosidad del Pirineo. Aunque no es posible bañarse en las pozas que están dentro del término del parque, sí podemos acercarnos a Puyarruego donde el río Bellós forma una playa de roca y cuenta con medio kilómetro de embalsamientos naturales con distintas profundidades y velocidades de corriente.

Las pozas del río Bellós se encuentran en el entorno mágico del Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido. Foto: Google Maps

Pero las pozas de Puyarruego no son el único atractivo del Bellós, si seguimos río arriba encontramos una cascada, el manantial “Fuente de los Baños” cuyas aguas se consideran curativas por sus propiedades minero-medicinales, y el Cañón de Añisclo, el valle más impenetrable de los que nacen a los pies de Monte Perdido.

Pozas del barranco de Ascaso

El barranco de Ascaso, que discurre muy próximo a la localidad oscense, ha creado sobre su lecho rocoso una sucesión de pequeñas pozas en el entorno de un antiguo puente de piedra de medio punto. Un lugar impresionante en el que podrás darte un baño después de un recorrido muy ameno de 15 minutos que comienza en la entrada de Ascaso.

Las pozas del barranco de Ascaso son lugar impresionante en el que darse un baño después de un paseo por la naturaleza. Foto: Google Maps

Tras avistar allí una casa muy especial en cuya fachada destaca un reloj de sol pintado, podrás comenzar la senda dirección Morillo de Sampietro, que te llevará hasta el puente de piedra bajo el que se suceden las pozas.

Las pozas de la Pesquera

Pocos son los turolenses que no conocen La Pesquera y que no han acudido a este lugar para sobrellevar mejor el calor insufrible de la ciudad en verano. Se trata de una zona de pozas de diferentes tamaños -en total, 15- que la naturaleza se ha encargado de excavar en el río Ulldemó, hasta la confluencia de este con el río Matarraña, en la localidad turolense de Beceite y bajo la atenta mirada del macizo de Peña Galera.

La Pesquera es una zona de pozas de diferentes tamaños que la naturaleza ha excavado en el río Ulldemó

Esta reserva natural de unos 7 kilómetros se encuentra en pleno campo y está plagada de piscinas naturales de agua cristalina a las que puedes llegar a través de la ruta fluvial de la Pesquera, un camino muy sencillo que se puede realizar también con niños. Además, la temperatura del agua es hasta cinco grados superior a la del Matarraña o el Tastavins.

Salto de la Portellada

Una de las zonas de baño más populares de Teruel se encuentra en el curso del río Tastavins, un afluente del Matarraña que recorre varios municipios de la comarca, pero alcanza su esplendor al llegar a La Portellada.

La Portellada es una de las zonas de baño más populares de Teruel

Unos 20 metros de altura es lo que mide esta imponente cascada bajo el nombre del Salto de la Portellada, situada a dos kilómetros del municipio. Desde arriba puede contemplarse la poza en la que podrás darte un baño, pero también el espectacular juego de formas producidas por la erosión.

Embalse del Arquillo de San Blas

No hace falta irse muy lejos de la ciudad de Teruel para disfrutar de un día de baño refrescante, y es que en el mismo municipio está el embalse del Arquillo de San Blas, construido en el cauce del río Guadalaviar.

El embalse del Arquillo de San Blas es el lugar idóneo para ir a pasar el día con amigos

Un lugar idóneo para ir a pasar el día con amigos, alquilar una de sus barquitas a patín con tobogán, darse un baño y terminar con una buena comida en su zona de merendero. Un plan diferente, divertido y sobre todo fresco en un sitio que los fines de semana suele llenarse más pero que entre semana no está demasiado concurrido.

NOTICIAS DESTACADAS