La ministra ha informado de la constitución de una Red Estatal de Vigilancia de Salud Pública

Zaragoza ha sido testigo del nacimiento del nuevo sistema de vigilancia de Salud Pública (VSP) del país. Todos los consejeros de Sanidad de España presentes en el encuentro, que se ha celebrado en la capital aragonesa, han firmado por unanimidad una nueva declaración conjunta para poner en marcha un nuevo sistema de vigilancia centinela que aborde las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria (IRAs), en el que se incluye un periodo de transición para el tratamiento de la Covid-19.

Se inicia así un proceso de transición en el cómo abordar el tratamiento y detección de estas enfermedades y cuya vigilancia se centrará especialmente en las personas mayores y vulnerables. “La pandemia ha puesto de manifiesto las debilidades y las mejoras que debíamos acometer, y como consecuencia tenemos que acometer cambios. Los equipos técnicos llevaban tiempo trabajando el desarrollo de la estrategia que definiera el marco estratégico y que lo orientara hacia un modelo coordinado en todo el territorio”, ha expresado la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

El desarrollo eficaz del sistema de vigilancia es necesario para identificar precozmente los problemas de salud y fundamentar las actuaciones en Salud Pública, apoyando a las autoridades sanitarias y a los gestores con la mejor evidencia disponible. “La irrupción de la Covid distorsionó este sistema, relocalizaba a los médicos de familia, el sistema no pudo soportarlo y no fue útil para vigilar la gripe. Los sistemas de vigilancia centinelas van a ser fundamentales para conseguir de forma práctica la vigilancia simultánea y permitirán hacer una vigilancia más sostenible en el tiempo, más eficiente”, ha indicado la secretaria general de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, anticipando que este nuevo sistema se prevé entre en vigor para marzo del próximo 2023.

El objetivo del encuentro ha sido el de “fortalecer la vigilancia en salud pública y el desarrollo coordinado dotándolo de recursos humanos, tecnológicos y presupuestarios necesarios para el desempeño eficaz de sus funciones”, ha insistido Darias, quien avanzaba al mismo tiempo el acuerdo para la creación de un grupo de trabajo en el seno de la comisión de recursos humanos del Sistema Nacional de Salud.

La ministra ha informado, asimismo, de la constitución de una Red Estatal de Vigilancia de Salud Pública que estará integrada por las redes de vigilancia nacionales y de las comunidades y ciudades autónomas; vigilará las enfermedades transmisibles, enfermedades no transmisibles, violencia y lesiones, determinantes sociales de la salud e inequidades en salud, e incluirá la información procedente de otros sistemas de vigilancia como farmacovigilancia, salud animal, seguridad alimentaria, sanidad ambiental y otros.

Innovación e investigación

Sin duda, otros de los aspectos clave serán el de fomentar la innovación e investigación en la VSP para facilitar la generación y transferencia de conocimientos que aporten valor añadido en diferentes áreas y el de impulsar la modernización de los sistemas de información vinculados a la VSP y una infraestructura digital, que facilite la disponibilidad y la oportunidad de los datos. Todo ello con la financiación de los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MMR), de los que se han repartido ya 13 millones de euros entre las Comunidades, tal y como ha avanzado Darias. “Estos fondos van a facilitar la extracción de datos del historial clínico”, ha insistido.

En la vigilancia de la Covid-19, durante la fase de transición hasta la implementación completa del sistema de vigilancia centinela de IRAs, se mantendrá un sistema de vigilancia capaz de detectar aumentos de la incidencia en la población general, que permita la detección precoz de nuevas variantes y la medición de la efectividad vacunal, que incluya, al menos: la vigilancia individualizada de los casos de en ámbitos vulnerables y casos graves; la vigilancia y seguimiento de brotes epidémicos en entornos vulnerables, en riesgo de exclusión social y en otros ámbitos que se consideren de interés, y el mantenimiento de los sistemas de información desarrollados específicamente para el seguimiento de la Covid-19, en concreto Serlab y Sicah.

Sobre este aspecto, la ministra ha confirmado que los datos sobre las cifras de positivos y vacunación seguirán según lo anunciado hace una semana. Esto quiere decir que los datos de vacunación se publicarán una vez a la semana -esta lo hará este viernes-, y el resto de los informes se darán a conocer dos días a la semana: los martes con datos del lunes y los viernes con datos del jueves.

Por su parte, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha señalado que, en el encuentro, del que ha sido anfitriona, “se ha hablado y debatido mucho de la necesidad de modificar estos sistemas centinelas”, porque esto significará que se proporcionen datos “que permitan anticiparnos”. “Estamos en un escenario de transición, nos centraremos en las personas más vulnerables y estaremos atentos a signos de alerta o alarma como el nacimiento de nuevas cepas”, ha aseverado la responsable en materia sanitaria de Aragón.