Los no vacunados tienen un riesgo de 10 a 30 veces superior que la población vacunada

Más de 14.000 personas en España han perdido la vida a causa de la última oleada de ómicron. De hecho, esta onda ha provocado tantos fallecimientos como la peor ola de gripe de antes de la pandemia. Así lo ha expuesto la viróloga e inmunóloga española Margarita del Val en su visita a Zaragoza, donde se ha reunido con la asociación de Directivas de Aragón. Además, ha asegurado que los no vacunados tienen un riesgo de 10 a 30 veces superior que la población vacunada.

Por otro lado, en aras de prevenir nuevas enfermedades contagiosas o, al menos, convivir con ellas de la mejor manera posible, del Val ha apuntado hacia la instauración de una acción nacional que apueste por un aire más limpio. De esta manera, según ha manifestado, “podríamos estar protegidos frente a potenciales enfermedades respiratorias peligrosas”.

En este sentido, ha hecho hincapié en utilizar las temporadas “benignas” de primavera y verano para “invertir mucho en contar con un aire más limpio” porque “el próximo invierno seguro que la Covid volverá”. A pesar de desconocer cómo avanzará la enfermedad y de no saber “si entraremos en una época de bonanza o en una nueva oleada”, la experta ha querido remarcar la “excelente tasa de población en número de personas vacunadas de alto riesgo” que presenta España.

Precisamente por la eficacia que ha demostrado el proceso de inoculación de dosis, del Val ha recordado que ahora existe una quinta vacuna de Novavax basada tan solo en proteínas. “Hay vacunas para adultos y bebés y sabemos cómo funcionan. Quizás ahora los no vacunados ven la oportunidad en esta dosis”, ha expresado. Asimismo, para las personas de alto riesgo vacunadas se han aprobado nuevos antivirales de aplicación durante los primeros días, uno por vía oral y otro inyectable. También se ha dado luz verde a medicamentos para la fase final, que suele ser más grave. “Hace falta una cantidad suficiente de dosis y que todo el elenco sanitario adquiera experiencia”, ha resaltado.

Nuevo protocolo de cuarentenas 

En lo referente al nuevo protocolo de cuarentenas que ha establecido el Ministerio de Sanidad, del Val prefiere esperar a observar el impacto que pueda generar. “La ciencia no ha cambiado respecto a eso. El virus se transmite mucho por gotas que llegan a personas cercanas, pero está demostrado que se producen más contagios como consecuencia de la transmisión por aerosoles”, ha aseverado.

En este punto ha aprovechado para hablar también sobre la posible eliminación del uso de mascarilla en espacios interiores. Pese a que se trata de una cuestión que compete al Consejo Interterritorial y en la que la investigadora prefiere no entrar a valorar, ha hecho hincapié en que “si se quitan medidas, habrá más positivos”. “Estamos entrando en la primavera, lo que significa mayor interacción social. Van a venir los viajes de Semana Santa y es muy difícil valorar qué ocurrirá con una variante tan distinta como ómicron”, ha explicado, antes de recordar que esta variante es tres veces más suave que delta en las personas mayores e igual de leve en los jóvenes.

En última instancia, ha puntualizado que los virus tienen muchas herramientas para persistir y no desaparecer. “Quizás el virus tiene más armas para sacar nuevas variantes, pero no lo sabemos”, ha continuado. “Hay otros coronavirus que solo causan catarros, pero todavía desconocemos qué pasará”, ha comentado, al tiempo que ha reconocido que hace falta mucha investigación en vacunas que protejan de la transmisión. “Esto sería una gran solución para toda la sociedad”, ha zanjado.

NOTICIAS DESTACADAS