La ministra ha ido visitando las habitaciones donde están los heridos y conversando con ellos sobre la evolución de su tratamiento

La ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha trasladado este viernes a Zaragoza, donde ha visitado el Hospital General de la Defensa «Orad y Gajías» para interesarse por la evolución de los combatientes llegados de Ucrania, 17 ingresados con heridas graves y complejas y siete con tratamiento externo.

“Después de la última visita (hace un mes) han llegado más combatientes, todos ellos con lesiones y amputaciones muy graves” ha señalado Robles, que ha ido a hablar con ellos porque “lo están pasando muy mal y aquí se sienten muy bien atendidos y agradecidos”.

“Quiero ponerles de relieve la solidaridad de España y en este caso concreto de todo Aragón y Zaragoza”, ha remarcado la ministra recordando que estas personas están sufriendo las consecuencias terribles de la guerra en Ucrania, que dura ya más de cuatro meses.

La ministra ha ido visitando las habitaciones donde están los heridos y conversando con ellos sobre la evolución de su tratamiento. Robles les ha animado en su recuperación y les ha transmitido que “su presencia aquí es otra forma de luchar contra Putin”, porque “todo el mundo puede ver su sufrimiento, su coraje y su sacrificio”.

“Estando aquí ayudan mucho a la imagen de su país, pone de relieve en España y Europa que la guerra en Ucrania existe y eso es una contribución muy importante también”, les ha dicho, remarcando que ellos son “el mejor recuerdo de que hay que seguir apoyando a Ucrania”, y el mejor ejemplo de ello es el respaldo a Ucrania que manifestaron todos los países presentes en la pasada Cumbre de la OTAN en Madrid.

Los pacientes le han agradecido a la ministra, a través de una intérprete, el trato recibido por todo el personal sanitario y la ayuda que les ha prestado España, que ha demostrado ser un amigo. “Amigo es mejor que hermano porque los rusos siempre nos decían que éramos hermanos, y en este caso España como amigo nos ha ayudado más que quien decía ser nuestro hermano”, le ha dicho uno de los heridos a Robles.

La ministra les ha deseado que se curen pronto y que puedan volver cuanto antes a su casa, al mismo tiempo que se ha mostrado optimista con el desenlace del conflicto y ha dicho que “esta guerra la vamos a ganar entre todos”.

Por último, Robles ha visitado una instalación que están preparando en el exterior para que los heridos ucranianos puedan disfrutar del aire libre, lo que el director general del Hospital Militar de Zaragoza, general de brigada Juan Antonio Lara, ha denominado “una ventana emocional” porque psicológicamente es muy importante poder salir de la habitación en enfermos de larga duración.

La ministra ha estado acompañado en la visita por la subsecretaria de Defensa, Adoración Mateos; la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Luesma, y la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Ripollés, entre otras autoridades civiles y militares.

Compromiso de España 

Los primeros heridos de guerra ucranianos llegaron a España en dos vuelos militares los pasados 5 y 19 de mayo, y los últimos el 15 de junio, como parte del compromiso de ayuda del Gobierno español al pueblo de Ucrania.

Algunos de los ingresados presentan lesiones traumatológicas con diversas amputaciones traumáticas que requieren prótesis, así como lesiones oftalmológicas y maxilofaciales, que necesitan de la colaboración de especialistas de diversas disciplinas tanto del Hospital General de la Defensa como del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

LO MÁS VISTO