Mayte Pérez durante un pleno en las Cortes
La consejera ha reiterado en sus disculpas el "compromiso" con los facultativos

24 horas después, y todavía en el foco de la polémica, la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, se ha disculpado a través de las redes sociales con los médicos de Atención Primaria. En sus declaraciones del miércoles, aseguró que no se cubrían la totalidad de las agendas, lo achacó a un fallo de la aplicación Salud Informa e instó a los centros de la Comunidad a mostrar todas las citas libres de los facultativos.

Todo esto, en un contexto de grandes esperas en los centros de salud, especialmente en medicina familiar. Pérez ha salido al paso del malestar generado alegando que se malinterpretaron sus palabras y que en ningún momento ha hablado de “falta de profesionalidad o de compromiso” de los sanitarios.

“Se trata de una propuesta de mejora en la propia gestión. Como defensora de los servicios públicos, también me compete la obligación de que mejoren y sean eficaces. Creo que incorporar medidas que van en esa dirección debería ser una obligación de todos”, comenta en el texto. En este sentido, ha reiterado su “compromiso personal y político con la sanidad pública y sus profesionales”, algo que no permitirá “que nadie ponga en cuestión”. “Tienen todo mi apoyo y respeto y estoy segura de que, junto a ellos, seremos capaces de prestar el mejor de los servicios”, concluye.

EL PP ACUSA A LA CONSEJERA DE NO DIMITIR “POR ORGULLO”

El Partido Popular, a través de su portavoz sanitaria, Ana Marín, ha exigido a la consejera una rectificación, no así que dimita. “Sabemos que nunca va a hacerlo porque tiene demasiado orgullo”, ha manifestado Marín. A su juicio, Pérez “dio a entender que los facultativos mienten, trabajan poco y tienen la culpa de los retrasos”.

Del mismo modo, ha exigido a la responsable de Sanidad, Sira Repollés, que no “mienta” achacando el “colapso” de la atención al fallo del Salud Informa. En noviembre del año pasado, ha recordado, los facultativos ya mostraron su malestar, algo que se repitió meses después, en marzo, con hasta “23 días de retraso” en las citas. En mayo, ha continuado, “se volvió a denunciar la situación”, y también se pronunciaron los sanitarios del medio rural, una sangría que no se ha detenido durante el verano, según Marín.

EL COLEGIO DE MÉDICOS TAMBIÉN EXIGE UNA RECTIFICACIÓN

En la misma línea se ha manifestado públicamente el Colegio de Médicos de Zaragoza. A través de otro comunicado, también emitido al calor de la polémica este jueves, piden una rectificación por parte de la consejera. Para la institución, sus declaraciones fueron “inverosímiles e irresponsables”.

Además, ven como “una cortina de humo” atribuir a un fallo informático las demoras en Atención Primaria. La saturación de las agendas, añaden, es algo “incompatible con una atención basada en la calidad y la seguridad del paciente”. Tras el anuncio de mostrar todos los huecos, lamentan que se pretenda “abarrotar” unas citas que ya están llenas.

Como hicieran este miércoles los sindicatos médicos, quienes directamente exigieron la dimisión de Mayte Pérez, se remiten a las 25 propuestas “urgentes” que trasladaron a la DGA. Entre ellas, figura destinar el 25% del presupuesto a la mejora de condiciones laborales y redistribución de funciones en el área de Primaria o la creación de una “Gerencia Única” para la gestión de la misma.

NOTICIAS DESTACADAS