Fachada de Urgencias del Servet
Para realizar el estudio se han firmado 18 convenios de colaboración con centros de quince ciudades españolas diferentes

El grupo de investigación Motus de la Universidad San Jorge está desarrollando un proyecto en todo el territorio español para estudiar cómo influye el ictus en el sedentarismo y la baja participación social de las personas que lo padecen. Se han firmado 18 convenios de colaboración con centros de quince ciudades españolas diferentes habiendo recogido hasta la fecha datos de 110 personas que han sufrido un ictus y 38 cuidadores.

Para llevar a cabo esta investigación, las personas que forman parte del estudio llevan una pulsera de monitorización que registra el nivel de actividad física y horas de sueño, y se administran diferentes valoraciones con el objetivo de recopilar datos sociodemográficos, clínicos, de actividad y de participación.

“En los tratamientos que actualmente se aplican a personas que han sufrido un ictus no se contempla la importancia de las relaciones multifactoriales que puedan contribuir al incremento de la actividad física y la participación, como el papel del cuidador, el entorno familiar o la motivación del paciente”, ha explicado la investigadora de la USJ Cristina de Diego.

LO MÁS VISTO