Entre las principales medidas que se han aplicado a la farmacia hospitalaria destaca el fomento de la utilización de biosimilares

Sanidad ha ahorrado 40 millones de euros en el último año y medio en gasto farmacéutico y aspira a economizar otros 40 millones durante los próximos 18 meses. Es el resultado del trabajo conjunto que desarrollan el Gobierno de Aragón y la Airef, que ha permitido a Sanidad adelantar ya una serie de medidas contenidas en el estudio que el Ejecutivo autonómico encargó a la Autoridad Fiscal para mejorar la sostenibilidad de las cuentas públicas.

El Gobierno de Aragón elevó a acuerdo institucional su colaboración con la Airef en marzo de 2020 para revisar el gasto en Farmacia y evaluar además la política presupuestaria y de personal en la Educación no universitaria y el modelo de financiación de la Universidad de Zaragoza. El fuerte impacto que estos tres ámbitos tienen en la calidad de vida de la ciudadanía y su peso en los presupuestos de la Comunidad fueron determinantes a la hora de elegirlos como objeto de un estudio, cuyas conclusiones ha dado a conocer la Airef.

Entre las principales medidas que se han aplicado a la farmacia hospitalaria destaca el fomento de la utilización de biosimilares, tanto al inicio del tratamiento como en el intercambio. Son medicamentos biológicos equivalentes en calidad, eficacia y seguridad a un medicamento biológico original, llamado producto de referencia, que está autorizado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

USO DE BIOSIMILARES

La introducción de estos fármacos en los casos en los que hay alternativa de biosimilar disponible ha pasado del 68,2% en el primer trimestre de 2021 hasta el 80% en la actualidad, de modo que durante este ejercicio solo con el uso de estos medicamentos se ha logrado ahorrar 27,6 millones de euros: 4,5 millones a través de receta y 23,1 millones de euros en hospitales. También se ha optado por mejorar la eficacia del sistema de registro de precios de compra de medicamentos y por la consolidación de la utilización de mecanismos de agregación o centralización de la contratación u otras técnicas de racionalización.

En este mismo sentido, se ha avanzado en la contratación normalizada de forma individual en los hospitales, involucrando a toda la organización y se ha mejorado la transparencia del proceso y los criterios de evaluación. Asimismo, se ha procedido a una revisión sistemática de la evaluación de medicamentos y de las condiciones de uso de los medicamentos evaluados.

CONTROL PRESUPUESTARIO EN EDUCACIÓN

El estudio sobre Educación constata cómo el gasto público por alumno se redujo un 16,2% en el período 2009/2013, mientras que se invirtió la tendencia en el período 2013/2018 con un incremento del 15,9%, que llevó a Aragón a situarse casi 3 puntos por encima de la media nacional. Además, subraya que en 2018 Aragón mantuvo el noveno puesto en gasto por alumno, por encima de la media nacional.

El análisis señala que el número de docentes en el curso 2019-2020 se han incrementado en 2.330 respecto al curso 2009/2010 mientras que la ratio de alumnos por profesor en el curso 2019/2020 es de 9,6 en centros públicos y de 12,8 en centros privados. Sobre la evolución de los presupuestos destinados a educación el estudio observa una reducción en el período 2012-2015, año a partir del cual se incrementan de manera significativa.

Asimismo, destaca la necesidad de plasmar el modelo de presupuestación del capítulo 1 en un documento transparente y de general conocimiento, con herramientas adecuadas para su control. Recomienda constituir un comité de seguimiento paritario Educación-Hacienda que trabaje en un cronograma, hitos y objetivos y que realice un seguimiento del presupuesto.

ESTABILIDAD, SUFICIENCIA Y RESULTADOS EN LA UNIVERSIDAD

El estudio que se centra en el modelo de financiación en la Universidad pone de manifiesto que el peso de la financiación autonómica ha pasado del 63% en 2008, al 68% en 2019, en línea con lo que ha sucedido en las Universidades de su mismo rango y que se sitúa dos puntos por encima del peso que reflejan Universidades similares. La Airef recomienda garantizar la estabilidad financiera de la Universidad en un horizonte de medio/largo plazo, así como la suficiencia de la financiación atendiendo a los servicios actuales (estática) y a la evolución según su volumen de actividad (dinámica).

De la misma manera recomienda trabajar en la eficiencia, para lo cual se deben de asignar los recursos en función de los resultados en docencia, investigación y transferencia de conocimientos y no por la evolución de los gastos en los que se incurre. Finalmente llama la atención sobre la necesidad de propiciar la equidad, promoviendo la transparencia y la neutralidad.

NOTICIAS DESTACADAS