Foto de la fachada del Hospital Infantil de Zaragoza
El director general de Salud Pública ha explicado que “existe una preocupación” por los elementos “peculiares” de este otoño

Tras dos años en los que las mascarillas frenaron cualquier otro virus respiratorio que no fuera el Covid, el otoño de 2022 está resultando “inusual”. Así lo ha señalado el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, explicando que los virus “clásicos del otoño e invierno”, la gripe y el virus sincitial, se han solapado con el Covid en fechas tempranas. Esta sería la razón de la situación actual de las urgencias en Aragón, donde las enfermedades respiratorias, especialmente en niños, amenazan con saturar el sistema.

Falo ha explicado que “existe una preocupación” por los elementos “peculiares” de este otoño. Se ha juntado la subida del virus sincitial, común en niños y que llega a generar bronquitis, con una gripe que llega inusualmente pronto. Este año deja los datos más tempranos del comienzo de la gripe desde 2009, un año que ya se consideró excepcional en su momento.

Además, a estos dos virus, ya tradicionales en los otoños, habría que sumarle una ola más de Covid, con variantes menos graves pero más contagiosas. Ninguno de los tres virus no suelen tener consecuencias ni síntomas graves en la mayoría de pacientes, pero siguen teniendo riesgos y casos extremos que precisan del cuidado hospitalario.

Por ello, para prevenir una situación de colapso en el sistema de Salud, Falo ha recomendado el uso de medidas de prevención e higiene. La mascarilla, según ha señalado, fue la mayor responsable de reducir estos virus durante los últimos dos años, por lo que aconseja su uso en posibles enfermos. Además, ha defendido medidas como el lavado de manos o la vacunación, que protege a los sectores más vulnerables frente a casos graves de gripe y Covid.

Aun así, Falo cree que no será necesario adoptar medidas restrictivas como durante la pandemia. Considera que “habrá que vivir con ello”, aludiendo a la responsabilidad social y a las medidas individuales. “Creemos que ya no podemos interrumpir la vida desde la atención sanitaria”, ha concluido.

LA VACUNACIÓN DOBLE EN ARAGÓN

Aragón habría vacunado ya a más de 200.000 personas del Covid y a 230.000 de la gripe. El director general de Salud Pública ha opinado que “no vamos mal, pero podríamos ir mejor”, señalando como posible responsable de que haya más dosis de gripe que de Covid a un “cansancio social”.

Falo ha remarcado la importancia de las vacunas por la prevención de la mortalidad y la reducción de la gravedad de las enfermedades. Anima a la vacunación a los aragoneses de entre sesenta y setenta años, señalando que es un grupo de riesgo donde “queda bastante recorrido”. Solamente en torno a un 35% de los ciudadanos de esa franja habrían recibido la vacuna, frente a cas un 50% de los aragoneses de entre 70 y 79, y un 65% de los mayores de 80.

Sobre permitir que el resto de la población tenga acceso a la vacuna, Falo ha señalado que es una decisión que se tomará en el Consejo Interterritorial. Ha recordado que “cuando se han vacunado todos los grupos de riesgo se suele abrir”, pero aún no se puede avanzar cuál será la hoja de ruta de este año.

NOTICIAS DESTACADAS