Hospital Miguel Servet de Zaragoza
Los virus respiratorios han disparado su incidencia tras la pandemia | Foto: Laura Trives

Hasta 1.800 urgencias de media al día en los hospitales del Salud, 2.000 en los centros rurales, de Zaragoza y los puntos de Atención Continuada, y entre 1.300 y 1.400 llamadas al 061. Son los datos que ha desglosado la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, en las Cortes este viernes. Las cifras dan cuenta de la situación que atraviesan los servicios de urgencias en la Comunidad, marcada por la “saturación”.

El problema, ha asegurado la consejera, radica en el incremento de las enfermedades respiratorias, y en concreto la triada a la que se han referido desde el departamento en otras ocasiones: “Covid, gripe y los virus respiratorios sincitiales (VRS)”. Es una de las consecuencias del fin del uso de la mascarilla después de los tres años de pandemia. Con los VRS en los niños, que pueden desencadenar bronquiolitis, los más afectados son aquellos que no se encuentran “inmunizados”, como ha señalado Repollés.

Asimismo, afectan también a mayores y no es un problema exclusivo regional. “En todas las comunidades se han establecido planes de contingencia”, ha recordado, sobre los virus respiratorios, principalmente “incrementando plazas de UCI”. Dentro de Aragón, Sanidad optó por habilitar la sexta planta del Hospital Miguel Servet y la UCI pediátrica. Fue la respuesta al problema de camas, ya que los enfermos de Covid utilizan en torno a 100 y otras tantas para las operaciones, dentro del abordaje de las listas de espera quirúrgicas.

REPROCHES DEL PP

Respecto a las urgencias, Repollés ha puntualizado que también se debe atender a los “pacientes de patologías no urgentes”, y que en esta saturación no ha tenido que ver la “reorganización” de profesionales en Atención Primaria, que el PP ha tachado de “recortes”.
La diputada popular, Ana Marín, ha acusado a la DGA de “falta de previsión” ante el incremento de las afecciones respiratorias. “Se repite año tras año, no me diga que no se podía prever”, ha argumentado, a lo que la consejera ha respondido que “el año pasado no se produjeron”, por ejemplo, “casos de virus sincitiales”.

Otras de las quejas de los populares pasan por las derivaciones de urgencias infantiles a otras comunidades, la duración de los contratos de los sanitarios o que no se hayan vuelto a abrir las urgencias pediátricas del Royo Villanova, en Zaragoza. “¿Consecuencia? Colapso total”, ha protestado Marín.

La consejera de Sanidad ha sido interpelada por el PP para tratar el estado de las urgencias

TESTIMONIO

La portavoz sanitaria del PP ha sacado a la luz el caso de una madre cuyo bebé, de tres meses, sufría un problema respiratorio y debía ser trasladado de urgencia a Castellón. “Ofrecieron una ambulancia especializada y el Gobierno de Aragón le negó el acceso por sus protocolos”, ha declarado.

En su turno de respuesta, Sira Repollés ha aclarado que fue por el estado de las carreteras debido a la meteorología y que “se establecieron las medidas oportunas”. “Ni puede saber de todo, ni puede cuestionar el trabajo de los profesionales. Es una afirmación muy grave, es utilizar la sanidad en beneficio particular, no es lícito y no lo voy a repetir”, ha concluido.

LO MÁS VISTO