Los enfermeros se han concentrado a las puertas del HUMS para denunciar la situación

Al grito de “Gerente, dimisión”, el personal de Enfermería del Hospital Miguel Servet de Zaragoza se ha concentrado este viernes a las puertas del hospital para denunciar “la no concesión de los días de disfrute personal” que les corresponden, algo que aseguran que lleva sucediendo todo el año pero se intensifica en el mes de diciembre, y que ha extendido el “malestar generalizado” en toda la plantilla.

Desde que comenzó la pandemia, los enfermeros han afirmado que “excepto en momentos puntuales, no hemos podido disfrutar de los días libres que hemos generado con nuestros turnos de trabajo”. La solución que, por el momento, les ha propuesto el Servicio Aragonés de Salud ha sido ampliar el tiempo de concesión de los días libres de cada año, lo que implica que aquellas horas no concedidas en el 2022 se podrán solicitar en el 2023. “Y así llevamos desde 2020, con todo el cansancio acumulado, no podemos más”, ha protestado la presidenta de la junta de personal del sector II de Zaragoza, Adoración Bordonaba, quien ha recalcado que “aunque hoy lo denuncien los enfermeros, es un problema general en todas las categorías del hospital”.

La negativa por parte de la Dirección de Enfermería a concederles los días libres responde, según los enfermeros, a una “mala gestión en la contratación del personal del sector II del Salud”, lo que ha sido el verdadero detonante para la protesta que ha tenido lugar en las escaleras del Servet. Este sentimiento de frustración de los trabajadores fue trasladado hace un mes a Gerencia, a la Dirección de Enfermería del HUMS y a la Junta de Personal, constituida por las principales organizaciones sindicales, que fueron las que decidieron llevar a cabo la concentración de esta mañana ante la falta de respuesta de los anteriores.

Los trabajadores han protestado también por la gestión de las contrataciones

El 24 de noviembre, la Unidad de Neumología del Hospital quiso manifestar su “profundo malestar por no disponer de información respecto a la concesión de los días libres en unas fechas tan señaladas como las del mes de diciembre”. A día 2 de diciembre, ha contado el enfermero de la planta 9 y organizador de la protesta, Adrián Muñoz, “la supervisora nos ha actualizado los turnos, pero han concedido escasos días y solo hay una nueva persona contratada en nuestra planta”.

TRES AÑOS DE SITUACIÓN LÍMITE

Desde 2019, la plantilla ha vivido “tres años de esfuerzo extremo y extenuante”, sobre todo después de la aparición de la pandemia. Este sobresfuerzo les ha llevado a una “situación límite, con un aumento notable de las bajas laborales”. Para suplir esas bajas, han asegurado desde enfermería, “no han contratado a más gente sino que nos han exigido más”.

Una exigencia que se traduce en casi 200 horas de débito horario para varias de las enfermeras que han participado en la protesta, lo que equivaldría a un mes entero de descanso. “Estamos pagando con nuestra salud y con nuestra vida familiar las deficiencias en la contratación. No estamos pidiendo nada a cambio de nuestro esfuerzo, solo aquello que nos pertenece”, han proclamado.

Según la plantilla, el propio Salud les ha reconocido que existe un grave problema porque actualmente no hay personal de enfermería disponible en la bolsa de empleo temporal. “De 200 contratos ofrecidos estas Navidades en el Hospital, solo se han podido cubrir 120”, han lamentado los trabajadores, que consideran que esto sucede porque “hay tal malestar en este centro hospitalario que los enfermeros optan por buscar otros lugares para trabajar”. La propia Dirección de Enfermería “se encuentra molesta con la situación porque no tiene recursos para actuar”, han comentado, recalcando que “lo que se necesita es un cambio en el rumbo de la gestión desde gerencia”.

Además, con las urgencias y la saturación de pacientes, ha comentado Bordonaba, “se produce un efecto dominó, porque la situación empeora y la carga de trabajo es mayor”. “Para que nosotros cuidemos, alguien nos tendrá que cuidar a nosotros”, han recordado los enfermeros, que han concluido su protesta exigiendo “descanso y unas condiciones laborales dignas” para poder seguir adelante.

LO MÁS VISTO