Los expertos afirman que el próximo año los seguros médicos serán hasta un 7,5% más caros

El encarecimiento de los precios ha desencadenado en España una crisis sin precedentes de la que no se ha librado ningún sector. Basta con pisar un supermercado para comprobar que, en la actualidad, los ciudadanos pagamos un 15% que más hace un año al llenar la cesta de la compra; pero la inflación está afectando también a otros ámbitos, como el de los seguros.

La demanda de estos servicios es cada vez mayor y, en consecuencia, también lo es su precio. Los expertos afirman que, en 2023, los seguros médicos serán hasta un 7,5% más caros, llegando a alcanzar su valor más elevado en los últimos 15 años.

El presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Zaragoza, Miguel de las Morenas, cree que esto «es algo que sí que va a pasar, pero si va a suceder es porque esos precios, a lo largo de estos 15 años, no han subido en ningún momento. Durante mucho tiempo se han mantenido o, incluso, reducido». De las Morenas comenta además que este incremento de los precios “no solo está ocurriendo con los sanitarios, sino con cualquier tipo de seguro”.

AUMENTO DE LA DEMANDA

El aumento de la demanda de los seguros médicos viene dado, según el presidente de la institución colegial, “por la falta de atención de la Sanidad Pública durante la pandemia”. Las llamadas telefónicas sin respuesta y las largas listas de espera en los centros de salud provocaron “que la gente decidiera contratar seguros de salud para ser atendidos antes, en clínicas particulares y consultas privadas”.

“Como mediadores de seguros -comenta De las Morenas- estamos notando que se están contratando más seguros de salud, pero también hay más dificultades a la hora de la contratación, porque las compañías de salud son más exigentes y están haciendo una selección de riesgos muy importante”.

Y a la crisis sanitaria se han sumado ahora la incertidumbre de la economía global y la inflación, así como “la siniestralidad mundial con los desastres naturales”, añade el presidente. Esto afecta directamente al precio de los servicios médicos; es decir, “se han incrementado todos los costes hospitalarios, desde hacer una radiografía hasta cualquier otra prueba médica”.

De hecho, en este momento, “hay una disputa entre las compañías sanitarias y los médicos porque lo que no se ha producido es el incremento de sus honorarios, y hay plataformas y sindicatos de médicos en distintas partes de España que están protestando por ello”, comenta De las Morenas, quien concluye que “lo que sí ha subido, y va a seguir subiendo, es el precio de los seguros”.

LO MÁS VISTO