Ambulancia en Urgencias
Los médicos aseguran que supone poner "en grave riesgo" al paciente en código ictus o infarto porque "deberá esperar a que llegue una ambulancia con médico desde la ubicación más cercana"

Persisten las críticas al servicio de ambulancias que sufrirá cambios tras la puesta en marcha del nuevo pliego. La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria de Aragón (Semergen Aragón) ha manifestado su rechazo por constituir «una merma sustancial a la atención de pacientes urgentes» y suponer «inseguridad asistencial, inequidad» y «dificultar la accesibilidad, ahondando en las desigualdades territoriales y sanitarias».

El pliego contempla la sustitución de las ambulancias medicalizadas (UVI móviles) encargadas de los traslados interhospitalarios, por ambulancias de soporte vital avanzado de enfermería (SVAE) sin médico, en horario nocturno y en fines de semana. «Este recurso ya existe en otras comunidades autónomas y el personal de enfermería tiene competencias y preparación». Los profesionales han confirmado que la implantación de esta medida sería «bien acogida» si no se sustituyese las UVI móviles medicalizadas, algo que «repercute seriamente en la seguridad asistencial en pacientes graves».

LOS PACIENTES ICTUS O INFARTO, «EN GRAVE RIESGO»

La consejera Sira Repollés, sin embargo, aseguraba que el nuevo pliego «garantiza los tiempos de respuesta y el número de recursos», tanto en las ciudades como en las zonas rurales. En estos pequeños núcleos de población, se espera tener “el menor tiempo de reacción posible”, especialmente si se producen patologías graves. Ante estas afirmaciones, los médicos han respondido rotundamente. Supone poner «en grave riesgo» al paciente en código ictus o infarto. Si «su traslado no lo puede realizar una ambulancia SVAE, deberá esperar a que llegue una ambulancia con médico desde la ubicación más cercana» en un tiempo máximo de 30 minutos, según el pliego. Aunque profieren que no se va a cumplir.

Tampoco es equitativo en el mundo rural que tanto preocupa, pues «reconoce la singularidad montañosa de la provincia de Huesca» pero no la de la provincia de Teruel, con «las mismas características orográficas con carreteras significativamente peores», han constatado los profesionales.

Contundente y segura, la consejera Repollés afirmaba en sus últimas declaraciones su convencimiento, asegurando que «el tiempo me dará la razón» ante todas las objeciones recibidas, y las que parece que continúan llegando.

LO MÁS VISTO